InicioEntrevistasEl cerebro detrás de la vacuna de Pfizer

El cerebro detrás de la vacuna de Pfizer

Kathrin U. Jansen

Desde hace unos meses, se ha convertido en una celebridad científica y, aunque es poco lo que se conoce de ella, es a quien se le atribuye, junto con otros científicos, una de las vacunas contra el coronavirus.

Kathrin es vicepresidenta sénior y jefa de investigación y desarrollo de vacunas en Pfizer Inc., además de ser miembro del equipo de liderazgo mundial de investigación y desarrollo de la compañía.

Actualmente, se encarga de supervisar una organización global de investigación y desarrollo de vacunas totalmente integrada, con responsabilidades que van desde el descubrimiento hasta el registro y los compromisos posteriores a la comercialización de las primeras dosis.

Pero, ¿quién es esa poderosa mujer, responsable de este importante logro?

Nació en Alemania y, desde pequeña, sufrió varias infecciones de garganta. El recuerdo de su padre suministrándole antibióticos la hizo inspirarse y dedicarse al desarrollo de fármacos. Desde muy temprana edad lo supo: allí inició su vocación. 

Estudió biología en la Universidad de Marburgo y, con la esperanza de trabajar en la industria farmacéutica, completó su doctorado en la misma casa de estudios superiores, donde se especializó en química de las bacterias.

Sus descubrimientos en la industria farmacéutica le han permitido ganarse el respeto de biólogos y ser reconocida en el mundo científico. No solo se le atribuye esta vacuna, sino que también dirigió el desarrollo de dos más: la del virus del papiloma humano (VPH) y el neumococo.

“Si tienes una intuición científica y eres cuidadoso con los experimentos, tienes que seguir tu instinto y no permitir que los opositores te saquen de tu camino”, confiesa Kathrin.

Su primera vacuna fue la VPH (Virus del Papiloma Humano)

Planteó que las proteínas de partículas similares al agente patógeno causante de la infección por virus del papiloma humano podrían auto-ensamblarse en algo que podría utilizarse como vacuna. Jansen propuso que esta se elaborara con levadura. Hasta el 2002, pudo demostrar que la vacuna era efectiva.

En el 2006, fue responsable del descubrimiento de varias vacunas. Ese mismo año,  desarrolló la vacuna conjugada del neumococo (Prevnar-13).

Trabajar en su última vacuna (SARS-CoV-2) fue todo un reto. Bueno, un reto doble. Según lo explica Kathrin, “Pfizer trabajó en esta vacuna con BioNTech. Al igual que la vacuna de Moderna, que utiliza la misma tecnología genética, la de Pfizer probaba, a la vez, esa modalidad de inmunización y su eficacia contra este coronavirus específico. Mucha gente pensó que no iba a funcionar y, desde luego, estaban equivocados, y ese 9 de noviembre de 2020, la noticia sacudió al mundo”.

Patricia Acosta
Comunicador Social y Periodista Entendí desde muy pequeña el poder que tiene la palabra, mejor aún, plasmarla con sentimiento para transmitir las emociones del arte. Quiero ser más humana, sonreír más, ser agradecida y ser mejor persona.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Charléne recibe emocionada a Alberto de Mónaco y los...

Una imagen vale más que mil palabras, es al parecer el dicho al que se ha acogido Alberto de...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -