Inicio Entrevistas Visionario Julie Taymor

Julie Taymor

Julie Taymor

CREATIVA.

Su gran pasión son los desafíos en el arte escénico

texto Milagros De Jesús / foto Frank Veronsky

Cada vez es más notoria la participación de la mujer en diversos ámbitos y escenarios de la sociedad, donde cada día se demuestra su gran capacidad para realizar actividades que ameritan mucha entrega y dedicación.

La historia de Julie Taymor no escapa de esta realidad, su ingenio en las artes escénicas (teatro, ópera y cine) la ha convertido en una de las figuras más laureadas de la industria artística norteamericana. Y no es para menos, ya que en sus trabajos plasma esa pasión que conlleva el contar historias, tanto en el cine como en el teatro. Aunque ella domina ambos medios, siempre tiene claro sus barreras técnicas.

Es por ello que, antes de poner en escena una obra, piensa cuál sería el canal ideal para narrarla. Sus creaciones destacan por la riqueza musical, originalidad y el amplio colorido que impregna en ellas. Es por eso que una de sus producciones más exitosas fue el musical El rey león, por el que recibió el premio de teatro Tony como directora, convirtiéndose así en la primera mujer en obtener tal galardón.

También, en esa misma premiación recibió el de directora de vestuario. «Historias como El rey león te retan a pensar cómo contar en un escenario una estampida de animales. Cuando vi la versión animada, era una película muy cinematográfica, así que debía encontrar las técnicas teatrales correctas para traducirlo a una puesta en escena… Usé técnicas viejas: miniaturas, perspectiva forzada, máscaras gigantes”, manifiesta.

Además, ha adaptado y musicalizado obras de William Shakespeare en teatro y cine.  De igual forma, cabe destacar que dirigió La flauta mágica de Mozart en el Metropolitan Opera de New York. Asimismo, tuvo a su cargo la dirección del largometraje de Frida, (matices de una pasión), estrenado en el 2002, cuya producción fue nominada a seis Premios Óscar y obtuvo dos estatuillas, uno por mejor maquillaje y banda sonora; y para el filme Across the Universe (A través del universo), Taylor adquirió los derechos de 30 canciones de los Beatles por 10 millones de dólares.