InicioEntrevistasJosé Antonio Molina. Dos almas, una misma pasión

José Antonio Molina. Dos almas, una misma pasión

AGRADECIDO

Fotos Fuente externa

“Tuve la gran bendición de tener un padre único e irrepetible, el más tierno, noble, dulce y amoroso de todos”.

Durante una exclusiva entrevista realizada al maestro José Antonio Molina por este medio, donde buscábamos adentrarnos y tocar su alma para plasmar la conexión especial que tenía, y aún hoy en día, sin su presencia en la tierra, conserva con su padre. 

Rebuscando en sus dulces recuerdos y en la pureza de su infancia, José Antonio Molina celebra la dicha de haber tenido un hogar que describe como una fuente inagotable de cultura popular. Su inmersión y el desarrollo que ha tenido en la música es un talento que viene transcendiendo por generaciones, herencia de los ancestros de su padre, “Los Pacheco”, apellido materno de su papá, que era una familia de músicos.

Nos confiesa que de su padre, Ramón Antonio Molina Pacheco, lo que más extraña es su irrepetible sonrisa y la elocuencia de su alma pura y callada. Aunque fue un músico y un hombre genuinamente amado y admirado por su país, vivió siempre su vida a través del prisma de la humildad y la modestia. Escogió vivir una vida en bajo perfil y una existencia casi secreta.

Como pianista, compositor y director de orquesta, Papa Molina (como cariñosamente le llamaban) fue su más ferviente admirador y el más voraz y objetivo de sus críticos; su compromiso con la excelencia de José Antonio Molina, el músico, era innegociable, más allá de su sin igual sentido paternal y su amor incondicional por su hijito “Chicho”.

Sin duda alguna, ¡no hay riqueza más grande que ser hijo de un buen padre!, y que aún después de fallecer, se logre sentir que la magnitud de su paternidad es incalculable, y este sentir es lo que Molina ha dejado plasmado con cada una de sus palabras, entre las cuales, también, hace hincapié en la pasión tan grande que los unía: la música.

“La música ha sido y será siempre la razón y la esencia de nuestra existencia, refiriéndome a una filosofía de vida compartida por mi viejo y yo. Desde el vientre de mi madre, y aún tras su partida terrenal, a mi padre y a mí nos mantendrá visceralmente unidos hasta la eternidad el misterioso mundo de la música”.

Para él, el más importante consejo que pudo impregnarle su padre es haberle enseñado a cultivar el temor a Dios, “ningún ser humano en esta tierra puede ser merecedor de un sentimiento tan noble, genuino y exclusivo como el temor que sentimos por nuestro Creador”, agregó.

Intentar describir a su padre, para Molina, sería desglosar la belleza humana, aquella que no está en el físico, donde todos la buscan, sino en el corazón, donde pocos saben encontrarla.

Damaris Pichardo
Periodista, actriz, lectora escudriñadora y creadora de historias.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Rosalía y Bad Bunny en el playlist de Barack...

El ex presidente de los Estados Unidos, ha sorprendido con la elección de su playlist de verano. "Break my...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -