Inicio Whispers La vida del cuñado del rey de España: del palacio a la...

La vida del cuñado del rey de España: del palacio a la cárcel

iñaki urdangarin
REUTERS Enrique Calvo File Photo

Su nombre se ha convertido en el foco de la prensa y es que Iñaki Urdangarin, es el yerno del rey Juan Carlos I, un hombre deportista, un esposo amoroso, en fin, un miembro discreto de la familia real, al menos eso se tenía pensando antes de que iniciara la pesadilla con el paso de Urdangarin del palacio a la cárcel.

El ex duque de Palma se ha convertido tristemente en el primer familiar del rey de España en entrar en prisión donde permanecerá por cinco años y 10 meses.

Iñaki Urdangarin, del palacio a la cárcel

El esposo de la infanta Cristina fue condenado por el Tribunal Supremo español a 5 años y 10 meses de cárcel por prevaricación, fraude y malversación, entre otros delitos, en el 2016 fue juzgado junto a su esposa, pero luego ésta fue absuelta.

El caso llamado «Caso Nóos», es una ramificación de la trama de corrupción llamada «Caso Palma-Arena», recordemos que este caso de desprestigio le valió la corona al rey Juan Carlos y su sucesor Felipe VI, vetó a su hermana de participar en las actividades de la casa real y se les fue retirado el título ducal de Palma, el cual habían recibido como obsequio de bodas en 1997.

La cárcel elegida por Urdangarin, es la Brieva en Ávila, una cárcel de mujeres con una pequeña área para hombres, donde Urdangarin será el único hombre, fue construida en 1989, cuenta con 162 celdas.

La celda del ex duque tiene una cama, una mesa, un cuarto para hacer ejercicio, ducha propia, un patio de 27 metros de largo por 7 de ancho donde sólo puede acceder y en el pabellón dispone de sala de estar con televisión según la prensa internacional, sin dudas, un cambio drástico para un hombre que hasta hace poco perteneció a la realeza.

Según el portal El Confidencial Digital, Urdangarin pasa estos días en «la cárcel más fría de España» porque carece de calefacción y el establecimiento «está completamente aislado». «A su alrededor no hay viviendas, ni comercios, ni ningún tipo de local o edificio. Por lo tanto, la cárcel está alejada de la civilización», asegura el medio.

La prensa española difundió hace unos días que el rey Felipe VI le pedirá a su hermana que no visite a su marido en la cárcel.