Inicio Ritmo Personal Espacios Hotel El Oberoi: majestuosidad y elegancia en cada detalle

Hotel El Oberoi: majestuosidad y elegancia en cada detalle

hotel el oberoi

Marrakech, Marruecos

Aunque sea por una vez en tu vida, debes dejarte envolver por la magia de un gran cielo azul, que te invita a ser otra persona y vivir nuevas experiencias. Al visitar el hotel El Oberoi, ubicado en la ciudad de Marrakech, sucede algo similar. Sus extensos jardines te dan la bienvenida a un cuento de hadas, que comienza a ser escrito con tu llegada.

El arquitecto a cargo de esta obra fue Patrick Collier quien, en conjunto con el diseñador de interiores Hayat Kabbaj, logró impresionantes resultados, cuidando hasta el más mínimo detalle. El diseño está inspirado en la tradición marroquí y andaluza.

Un lugar lleno de magia 

Verdaderamente, es todo un deleite para los sentidos. Tras la inauguración de este espacio, a finales del año pasado, muchos visitantes han tenido la oportunidad de disfrutar de un rico menú marroquí e internacional. De las 84 amplias y lujosas habitaciones, suites y villas, 76 están equipadas con jardines y piscinas privadas.

El Oberoi también cuenta con un spa, en el que puedes encontrar tratamientos ayurvédicos, así como terapias herbales, todo esto para que la relajación sea la protagonista en tu estadía. Justo en ese momento, descubrirás el lado positivo de desconectarse por un instante. Algunas sabidurías del pueblo árabe viven en las paredes de este lugar tan cautivador. Se respira tanta paz allí dentro que se podría catalogar como una sucursal del cielo en la tierra.

Este imponente palacio hace sentir al huésped como un ser especial, digno de ser complacido como un rey. Además de contar con una acogedora área de actividades infantiles, un bar y una terraza también forman parte de este sitio tan atractivo. Sus hermosas vistas te harán confirmar que has encontrado el refugio que tanto buscabas, ese que te inspira a querer pasar toda la noche pegado a tu ventana, contemplando la grandeza de las montañas Atlas.