Inicio Ritmo Personal Espacios España al natural: Hotel Aire de Bardenas, España

España al natural: Hotel Aire de Bardenas, España

El cielo lleno de estrellas, el sonido de la naturaleza, el viento susurrando para nosotros y el sol saliendo, prueba un momento diferente y único. En el corazón de Navarra está ubicado el Hotel Aire de Bardenas, junto a la Reserva
Natural de las Bardenas Reales, en cuyas inmediaciones se encuentran el río Ebro y la Ribera Navarra, así como también varias bodegas y monasterios. Ya en el interior de las instalaciones cuentan con aparcamiento privado gratuito,
estación de carga de vehículos eléctricos y parking adaptado para personas de movilidad reducida, conexión Wi-Fi y piscina al aire libre.

El Aire de Bardenas alberga un patio lleno de árboles. Su restaurante elabora platos con verduras frescas del huerto del hotel. Más íntimo, las 22 habitaciones distribuidas entre cuatro suites de lujo, que atraviesan el Parque Nacional Bardenas Reales y la reserva de la biosfera, incluyen TV de pantalla plana, albornoces y zapatillas. Además, tienen bungalows especiales con vista a las Bardenas Reales. Otras habitaciones cuentan con un jardín privado o un baño espacioso al aire libre. Su ubicación, en medio de un campo de trigo, cerca del Parque Natural de las Bardenas de Navarra, es bien valorada por los huéspedes.

El desierto, el amanecer, la luna, las estrellas y su espectacular arquitectura y diseño, lo han hecho merecedor de más de veinte premios de Arquitectura e Interiorismo. Sus imágenes han dado la vuelta al mundo, en más de trescientas cincuenta publicaciones de los cinco continentes. Aire de Bardenas es un nuevo concepto hotelero con un diseño de un solo piso rodeado de naturaleza, formando parte del paisaje. Los clientes del Hotel Aire de Bardenas podrán disfrutar, durante su estadía, de dos opciones de desayuno: continental y vegano.

Algunos servicios, como masajes, ciclismo, senderismo, biblioteca y clases de yoga también pueden ser aprovechados por quienes visiten el hotel. Y por supuesto, lo que no puede faltar en algún hospedaje: la fantástica piscina. Desde el aeropuerto más cercano, puedes llegar al hotel en una hora, en vehículo.