Home Entrevistas Haydée Kuret de Rainieri

Haydée Kuret de Rainieri

ÍNTEGRA.

Miembro del Consejo Directivo del Grupo Puntacana/ Presidenta del Patronato de la Fundación Grupo Puntacana

Fotos Cortesía Grupo Puntacana

Haydée de Rainieri, una dama de cualidades admirables, y no lo afirma quien les escribe, son sus aportes ya plasmados en la historia del desarrollo turístico de la zona este, una prueba palpable, continuando con las décadas de arduo trabajo que ha desempeñado desde diferentes escenarios, pero sobre todo, el papel clave que desempeñó en la puesta en marcha de gran parte de los méritos que se le atribuyen al exitoso Grupo Puntacana.

En esta edición especial, la señora Haydée de Rainieri engalana esta sección. Nos comparte cómo es su día a día después de haber pasado la antorcha del destacado Grupo Puntacana a una nueva generación: la de sus hijos.

En esta nueva etapa de su vida, en la que la antorcha de Grupo Puntacana ha pasado a una nueva generación, la de sus hijos, ¿cómo les ha cambiado la vida a usted y al señor Frank Rainieri?

Pensándolo bien, creo que en realidad mi vida per se no ha cambiado porque yo sigo siendo, en esencia la misma persona, sigo evolucionando y creciendo aunque de manera diferente. Lo que sí ha habido es una adaptación, un nuevo modo de desarrollo y una reestructuración de mi día a día. He dejado de realizar ciertas actividades, he incorporado otras diferentes y, sobre todo, manejo mi tiempo con mayor flexibilidad.

Para muchos ha sido una gran sorpresa la facilidad con que me he adaptado a esta nueva etapa de mi vida porque pensaron que cuando no tuviera el día a día “lleno” me volvería loca. Pienso que de alguna manera, la realidad es que estaba cansada y no me había dado cuenta de ello. Comencé a trabajar a los 17 años y no por placer sino por necesidad. Desde entonces, mi vida fue una maravillosa vorágine en la que se mezclaron responsabilidades y deseos. Creo que el mayor cambio que hoy vivo es que los deseos ocupan un mayor espacio. Cumplo mis responsabilidades (sin ellas, la vida no es vida) pero doy mayor espacio a mis propios deseos porque dispongo de mi tiempo de una manera diferente y más relajada.

Me he tomado el tiempo para ver Netflix, jugar rimmikub, leer, hacer ejercicio, montar bicicleta… o simplemente no hacer nada! Cada persona decide qué hacer con su vida y cómo abordar los diferentes momentos que vive y  bajo esta concepción creo que ha llegado el momento de retirarse de la vida laboral “oficial”,  lo más importante no es hacer muchas cosas sino hacer las cosas que “debemos” hacer ( la responsabilidad no cambia porque cambie tu estilo de vida) y regalarnos tiempo para simplemente disfrutar lo que hacemos. Sobre Frank, sería él quien podría contestar esta pregunta.

Siendo de dominio público su especial sentir por el sector turístico, ¿qué tan gratificante es para usted ver el fruto obtenido al día de hoy con el Grupo Puntacana dirigido por uno de sus hijos?

Comienzo por decirte que mi mayor satisfacción y alegría es el gran equipo que mis hijos han sabido conformar. Frank Elías es el presidente de Grupo Puntacana y, cómo tal, sus decisiones son respetadas y acatadas. Sus vicepresidentes senior, Francesca en el área financiera y Paola en el área de comunicaciones, constituyen un apoyo puntual para su gestión, y definitivamente se complementan. De alguna manera, es el equipo que Frank y yo hicimos y que nos permitió desarrollar ese proyecto de vida que fue y sigue siendo Puntacana para nosotros. Puntacana es nuestro cuarto hijo, parte integral de nuestras vidas y agradecemos infinitamente a Dios habernos guiado para ser capaces de transmitir esa pasión a nuestros hijos. Y debo agregar que los nietos están siguiendo el mismo camino porque ellos ven a Puntacana como parte de sus vidas. Ese es otro gran regalo de Dios.

Al ver los aportes trascendentales que desde el Grupo Puntacana han realizado el señor Frank Rainieri y usted a tan importante sector para la economía dominicana, coméntenos sobre su legado.

Puntacana es el fruto del trabajo y la entrega de mucha gente que, a través de nuestras vidas, nos ha acompañado en la persecución de lo que fue un sueño que hoy es una hermosa realidad. Sin embargo y a pesar de la importancia que a nivel económico ha representado para nuestro país el desarrollo de esta parte de la zona este –conocida como Punta Cana– y hoy famosa a nivel internacional, el mayor legado que yo, a nivel personal aspiro dejar son los valores o principios de vida por los que he tratado de regirme a lo largo de mi existencia: integridad, honestidad, respeto, justicia, solidaridad, responsabilidad y gratitud.

De acuerdo a sus años de trayectoria y como pionera dentro de la industria del turismo, ¿cuáles entiende usted son los retos que le depara el futuro al sector turismo en República Dominicana?

El futuro es impredecible. Lo que hoy es una verdad irrefutable, mañana puede ser un simple enunciado. Por ello, lo que hoy vemos como retos para el futuro no necesariamente serán los desafíos a los que realmente nos enfrentaremos mañana. Sin embargo, lo que sí creo no podemos perder de vista con cara al presente y al futuro, son los cambios y desafíos que se van generando en la sociedad mundial y que hoy acontecen a una velocidad vertiginosa y, por supuesto, la manera de responder a ello. Creo que lo esencial en nuestra industria, como en cualquier otra, es el desarrollo de la capacidad de asimilación y adaptación a los cambios que se generan en la sociedad mundial, ser capaces de ofrecer una respuesta rápida y atinada a las demandas de esta sociedad y no perder nunca la que considero nuestra marca país y nuestro más importante atractivo turístico: la calidez del dominicano.

Como familia que dirige una de las instituciones más importantes para el sector turismo, ¿tienen proyectos nuevos en agenda que deseen compartir con nuestros lectores?

¡Claro que sí, hay proyectos nuevos! En una empresa como Grupo Puntacana, los proyectos nunca terminan. Siguen habiendo sueños, se completan unos, se expanden otros, se trabaja siempre. Sin prisa, pero sin pausa, como reza nuestro lema originado por Frank y que todos compartimos. Grupo Puntacana es un “ente” viviente conformado por personas que creen en lo que hacen y viven lo que hacen. ¿Nuestra agenda para los próximos años? ¡Dejemos que sea nuestro presidente de GPC quien la de a conocer!

“En una empresa como Grupo Puntacana, los proyectos nunca terminan. Siguen habiendo sueños, se completan unos, se expanden otros, se trabaja siempre. Sin prisa, pero sin pausa, como reza nuestro lema originado por Frank y que todos compartimos”.

Salir de la versión móvil