InicioColumnistasP.S. It's FancyGLAMOROUS ENCOUNTER: KIKA ROCHA

GLAMOROUS ENCOUNTER: KIKA ROCHA

P.S. IT’S FANCY.

Glamorous Encounter

Kika Rocha

Foto: Atlantis Studios Academy/ Kristina Kasic

¿Qué hay de María Francisca en Kika y cuándo comienzas a ser ella?

Soy María Francisca número tres, por herencia. Llevar el nombre de mi abuela materna es un honor, para mí representaba toda la fuerza. Crecimos en zona muy arrocera de Colombia, y tú veías a mi abuela en su tractor, siempre al frente de lo suyo. Trabajó hasta sus 90 años, se separó a los 50 y sacó adelante a sus seis hijas y su finca. Mi mamá es una mujer también lindísima, un ejemplo de glamour, elegancia, en cualquiera de los escenarios de la vida. Y todo eso es quien soy. Lo de Kika, inició cuando estaba pequeña y  Francisca me resultaba difícil de pronunciar, así que era “Kakika”. Después lo acorté a Kika, y sin darme cuenta, era mi manera de diferenciarme.

¿Cuál es el primer recuerdo que tienes con la moda? ¿Y cuál es el primero que tienes de Colombia? De la moda, el de mis abuelas, María Francisca y Beatriz. Maquilladas, perfumadas, con vestidos divinos al caer la tarde, en el campo. Viéndolas, junto a mi mamá y tías, vestirse y arreglarse. Y con Mercedes, la costurera, con quien uno aprendía que sí y que no te quedaba bien. Estamos hablando de los años 70, donde las casas de moda fuera de las grandes, eran muy escasas en Colombia y uno echaba mano a la revista Vanidades para inspirarse en lo que llevaba la realeza. Que si uno lo piensa hoy, crecimos con lujo, con piezas confeccionadas para una. Es lo que más valoro desde entonces. De Colombia, mi país siempre estuvo conmigo. Son tantas y tan distintas. El verde del campo, nuestra tierra caliente, Tolima. El sol, el siempre estar afuera. Me acuerdo salir en coche, viendo mis piecitos y rodeada de flores. Y en Bogotá, comiendo helado de fresa con mi mamá. 

¿Cuál fue el verdadero detonante que te llevó de una formación y futuro en el derecho a ser periodista de moda y belleza?

Mi pasión por contar historias, por los idiomas, por comunicar. Yo vengo de una familia de abogados, en mi lado paterno. Elegí el derecho porque mi papá decía que era la base de un buen periodista, y en el momento, los 70, no estaba como carrera en mi universidad. Hice siete años de carrera en Colombia, en revista Semana y como editora de Buen Vivir, escribiendo siempre sobre temas sociales, que conectaran con las fibras sensibles de la gente. Pero tenía siempre esa necesidad de prepararme en el área. Por temas personales, me voy a Estados Unidos, New York, y decidí hacer maestría en Publishing, Cuando llega el momento de hacer pasantía, llego a Time INC (que en su momento fue casa editora de People en Español), e inicio en el departamento de cartas de la división femenina de Sports Illustrated Women. Tal cual lo hice para mi pasantía de derecho en la consejería. Cuando se abre una vacante en People en Español, me notifican y fui a mi entrevista. Mi aspiración era el puesto de corresponsal pero cuando quien era editor de la revista en ese momento vió mi CV, me ofreció aplicar a la posición de Editora de Moda y Belleza de la revistas. Maria Morales, una de las editoras que más admiro y me inspira, que estaba en Time ING siempre me decía: “Aquí las noticas comienzan con una anécdota . Son news you can use”, y eso se convirtió en una filosofía base de todo lo que hago. Estuve con ellos hasta 2013.

En plena pandemia, regresas a “casa” (People), ¿Por qué te fuiste, por qué regresas y qué estuviste haciendo? Partí porque en ese momento las políticas de la empresa eran distintas. Las redes sociales estaban tomando protagonismo, «Los Tips de Kika» ya eran todo un proyecto personal, que nació como hashtag tendencia en Twitter y también era blog. Tenía invitaciones constantes de marcas para formar parte,  la invitación a ser jurado en el Colombia Next Top Model y un nombre que necesitaba volar, explorar, crecer. Y esto era algo que no estaba permitido en ese entonces. Así que me lancé, y fueron también  siete años mágicos. Hice de «Los Tips de Kika» mi primer libro y lo lancé en la Feria del Libro de Colombia, frente a 300 mujeres y un estudio de maquillaje en vivo. Estuve palpando latinoamerica y compartiendo sus historias, las manos detras de cada prenda de la moda y escribiendo para el portal . Cuando viene la pandemia, Ursula partió de People y Armando me llama para considerar la vacante, me dijo: «Todos los motivos por los que te fuiste, son los mismos por los que queremos que regreses». Y aquí estoy, feliz, de vuelta a casa. 

¿Qué sueño tienes por cumplir ? En lo personal, estar siempre para Victoria, mi hija, que cumple 15. Y Goldie, un labrador bello que adoramos.  En lo profesional, lanzar un segundo libro, más completo y hacer de esos «Tips de Kika» un legado, que sin importar el pasar de los años, las chicas estén siempre dispuestas a leer.

Si tuvieras que empezar desde cero hoy, ¿Cómo lo harías? Con lápiz, papel, un computador, una sonrisa y la fe puesto en Dios de que todo saldrá bien.

Confessions

Una palabra colombiana que utilices muy a menudo: “Cierto”

Plato preferido: Arroz

El secreto mejor guardado de la belleza: Hidratación por dentro y por fuera.

El primer diseñador del que vestiste: Colombiano seguramente. Bertha Smith, para algún matrimonio o fiesta, que la señora le hizo un vestido a mami y otro a mí.

¿Dónde vives actualmente? New York.

Casa o apartamento: En mis sueños una casa, en New York apartamento.

¿Qué te saca de tus casillas? La negatividad.

¿Mascotas? Claro que sí, un labrador lindo que se llama Goldie. Si pudiera vivir con un caballo echado al lado mío, ese sería mi sueño.

¿Quién te enseñó a maquillarte? Por un lado, mi mamá y mi abuela, pero una parienta nuestra, Clara Sánchez Mallarino,  creó en Colombia en los años 70, la primera boutique de maquille, y me dio mi primera clase oficial de maquillaje cuando tenía 13/14 años y esos consejos siguen siendo tan válidos hoy como ese día.

Un nombre que te guste: Victoria por mi hija y Lucía, que era el nombre de mi niñera, que le decíamos Tita, y me cuidó hasta sus 96 años. Ella fue niñera, mamá, la que me enseñó a rezar, todo.

Lo más fascinante de escribir: Soñar.

Lo primero que ves en un look: El fit, el entalle.

¿Cuándo llega la musa? No tenemos cita puntual.

¿Crees en el amor? ¿Lo encontraste? Sí y además en el primero, que es el amor propio.

Pasatiempo favorito: Estar afuera en la naturaleza y montarme en un caballo.

La moda en una palabra: Inteligencia.

El reportaje del que estás más orgullosa: Las manos que tejen y que cuentan historias, porque hay tantos. Tal vez el que nunca le pide hacer a García Márquez.

Alcohol o café: Sentarme a disfrutar aroma de café, es delicioso. No tomo con frecuencia porque me altera.

Lo que más disfrutas de viajar: La gente y la cultura. People.

Un momento importante: Ahora.

Mejor amiga dentro y fuera de la industria: Las del kínder, o la que me enseñó a hablar inglés. Es una mezcla entre ese Dios que te cuida y que está dentro de ti.

Lo último que haces antes de dormir: Después de rezar, pensar en qué me voy a poner mañana.

¿Nueva York o Colombia? Mi tierra sin duda, adoro NY.

Tu mejor “pinta”: Black and White y labios rojos.

Un mentor: De vida, mis abuelas. Quizás María Morales, que ha sido compañera mía de trabajo durante mucho tiempo y me inspira mucho como escribe.

Fecha de cumpleaños: Mayo 21.

¿Alguna pieza/diseñador dominicano que te haya sorprendido? Tengo cosas tan bonitas, de larimar y ambar, que me parecen tan bonitas. Pero echando hacía atrás, Hernan Lander, que fue de los primeros, Lucía Rodríguez, que trabaja en NY, que me vistió para mi primera Gala del Met, la que fue antes de la pandemia.

Un libro: Me encanta la poesía, tengo un poeta que le canta al amor de  toda la vida que es Pedro Salinas pero tengo también Gabriel García Márquez y su “Amor en tiempos del cólera”,  me parece una obra lindísima cuando había tenido su nobel y escribió con otra actitud, para mí es muy bello, me encanta porque capta esa magia de Colombia. Me gusta leer en ingles, francés, italiano, para mí no hay placer más grande que leer en el idioma en que un libro fue escrito.

El mayor aprendizaje del trabajo de oficina en People: La constancia y como no bajar la energía.

El tip más valioso que le han dado a Kika: Sonríe con sinceridad, que sea una sonrisa del alma.

¿Cuándo regresas a nuestro país? Ojalá que pronto porque tengo muchas entrevistas pendientes por hacer a tanto talento de la industria.

Editorial.

Su primer trabajo fue en la consejería presidencial, como abogado de programas para la tercera edad, en la época de Gaviria, donde Colombia enfrentaba una situación de violencia muy dura y Galán, había sido asesinado por los narcos.  “En medio de todo esto nace mi deseo de conectar con los medios,  porque el servir escribiendo historias, siempre estuvo dentro de mí. Tenía una relación cercana con Fidel Cano, la familia del Espectador, y le dije que quería escribir sobre cosas positivas, que nos sacaran de la tristeza de tener que vivir con bombas puestas en Bogotá. Su hermana Claudia Cano, manejaba la sección de variedades “Vida Cotidiana” y le presenté un reportaje sobre “Opción Colombia” la propuesta que tenía junto a unos compañeros de la carrera de derecho, de que cada estudiante de la Universidad de los Andes, hiciera un año solo de prácticas, una vez terminaran la carrera, en cualquier lugar del país donde hubiera necesidad de servicio”. Este primer artículo que escribió, fue la portada de El Espectador. Por lo que al graduarse de derecho, buscó trabajo pero en un medio impreso, Revista Semana. Y una mañana tan cotidiana como las otras, esperando el ascensor y con la mente en plena acción, se abren las puertas y la recibe Gabriel García Márquez. “ Él me miró muy simpático y me dijo: ¿Y tú también eres escritora?, con ese acento costeño caribe tan propio. Le dije: “Quiero serlo”. ¿Y de qué estas escribiendo?”, continuó.  Y yo, nerviosa y con un publireportaje en agenda, le dije: “Un artículo sobre colchones”. El señor sonrió y me dijo: “Bueno, por algo se comienza”. Y es así. Las puertas se abrieron, él había llegado a su piso y su encuentro con el Nobel de la Literatura había terminado. Pero la historia de Kika, la editora de moda y belleza de People en Español, conferencista, autora, comentarista de los red carpet y apreciadora activa de la magia de los nuevos comienzos, había encontrado las primeras palabras para depuntar. El resto, en este Glamorous Encounter.

Natalia Nachon
Coordinadora Editorial de Ritmo Social, Editora de Ritmo Platinum y Columnista de moda y lujo en #PSITSFANCY.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Ben Affleck se sincera sobre su relación con JLo

'Nunca segunda partes fueron buenas', así reza la frase, pero, ¿Qué tanto tiene de cierto? Si le preguntáramos a...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -