Frank Gehry

Arquitecto más influyente del mundo por sus diseños atípicos

El Museo Guggenheim, el edificio que lo llevó a la fama… cuéntenos de está increíble obra.

Cuando construimos el Museo Guggenheim, todo cambió en esta ciudad. Fue un proyecto bastante barato, el presupuesto era de unos cien millones de dólares nada más. El museo se inauguró en 1997, en estos años la ciudad ha recibido muchos miles de millones gracias al turismo. Además, la gente de Bilbao está muy contenta con esta obra que se ha convertido en uno de los edificios de mayor relevancia de la arquitectura contemporánea.

Sus diseños han transformado muchas ciudades. ¿Es consciente del poder que tiene como arquitecto?

Nunca pensé que acabaría siendo así, tampoco lo he buscado conscientemente. Tal vez mis clientes sí esperaban algo parecido… quizás simplemente he tenido suerte o algo de talento. 

Siento en sus palabras que aún sigue dudando de su talento, en cada obra y en cada fase de los proyectos en los que trabaja. Sin embargo, todas sus creaciones parecen la expresión manifiesta de una enorme confianza en sí mismo.

Todos los artistas que conozco, y los arquitectos también lo son, están constantemente llenos de dudas cuando trabajan en un proyecto. Es importante no emprender el trabajo con demasiadas certezas, antes de haber tenido siquiera tiempo de examinar el terreno, de realizar estudios, de averiguar qué es exactamente lo que quieren los clientes. Yo siempre he actuado así y siempre me ha ido bien. Antes, el arte y la arquitectura no eran dos mundos tan separados como lo son hoy día. Ver la arquitectura como una forma de arte es parte de nuestra historia. 

Muchas de sus obras sobresalen del resto de la ciudad. ¿Por qué es tan importante para usted construir edificios que no se relacionen con la topografía de una ciudad, sino que destaquen? 

Si les soy sincero, me da exactamente igual si mis obras destacan o no. No soy de esa clase de arquitectos, no le doy ninguna importancia, de verdad. Mi arquitectura debe expresar sentimientos y evocar emociones, pero al mismo tiempo no debe abrumar a las personas. Y en este caso había razones claras para optar por la verticalidad. El emplazamiento donde podíamos construir nuestro edificio no nos dejaba muchas opciones. 

Muchos definen su arquitectura como extravagante, ¿como usted realmente la describe? 

Mi arquitectura no es extravagante, más bien es expresiva. Advierto que llega una época en la que reaccionaría dispuesto a acallar el sentimiento de la arquitectura. Hay quien no tiene bastante con la frialdad moderna y le pide a la arquitectura más jugo, más arte.

Frank Owen Goldberg. mejor conocido como Frank Gehry, es un arquitecto, escultor, diseñador de mobiliario y de joyas; canadiense asentado en Estados Unidos. Ganador de los premios Pritzker, Friedrich Kiesler y una medalla de Oro del AIA, que es concedida por el instituto Americano de Arquitectos. Su trayectoria es sumamente reconocida por las innovadoras y peculiares formas de los edificios que diseña. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Él es Bizarrap, el DJ argentino que rompe récord...

Fotos: Fuente externa Más de uno siente curiosidad y quisiera saber más sobre el ingenioso y creativo productor musical argentino...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -