InicioEntrevistasEl hechizo de las esmeraldas colombianas

El hechizo de las esmeraldas colombianas

Sublimes y únicos tesoros del mundo

Fotos: Fuente externa

REPORTAJE ESPECIAL.

El imponente verdor que caracteriza a esta gema, una de las más aclamadas del mundo, impregna de exotismo a la industria de la joyería por la fascinante belleza que encandila a quienes se decantan por incrustarlas en sus prendas, como lo hacía Cleopatra en el Antiguo Egipto.

Resulta irrefutable el aseverar que se trata de una de las piedras preciosas más deslumbrantes, y de alto valor, existentes en el universo, que emana de las profundidades de la exuberancia prominente en la Madre Naturaleza. Pero, si nos referimos al país que ostenta la mayor riqueza de estas gemas, indudablemente, Colombia se lleva la corona, debido a que esta nación latinoamericana es la primera productora mundial, al aportar un 55% de la producción total de estos tesoros, seguida por Brasil y Zambia, que ofrecen un 15%.

Esmeraldas colombianas

Las esmeraldas colombianas se distinguen por su extrema calidad, portando un brillante color que enaltece su biodiversidad, ya que hace una oda a las extensas praderas, montañas y reservas naturales. Este verde excepcional también sirve de escena a sus fértiles paisajes, enmarcando sus ríos, cascadas, la selva amazónica y la densa jungla que bordea las costas sobre el océano Pacífico.

Estas alhajas se encuentran enclavadas privilegiadamente en las zonas montañosas de la Cordillera Oriental, entre los departamentos de Boyacá y Cundinamarca. Estas áreas se integran por los municipios de Muzo, Gachetá y Gachalá, además de las minas de Borbur, Coscuez, Chivor, Peñas Blancas y Otanche, las cuales concentran los principales yacimientos de esmeraldas, las más famosas y codiciadas de todo el planeta.

De acuerdo a los registros, estas esmeraldas no se originaron por procesos metamórficos en rocas ígneas intrusivas (que se forman a partir del enfriamiento lento del magma), sino por la fase hidrotermal, donde fluidos salinos se liberaron por movimientos tectónicos y entraron en contacto con evaporitas (sales constituidas por la evaporación de aguas marinas).

Las esmeraldas colombianas son las más bellas y codiciadas, por su proceso de formación que se distingue a las del resto del mundo.

Milagros De Jesús
Periodista, locutora y maestra de ceremonias. Amante de la escritura creativa y de las buenas historias.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Charléne recibe emocionada a Alberto de Mónaco y los...

Una imagen vale más que mil palabras, es al parecer el dicho al que se ha acogido Alberto de...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -