InicioEntrevistasEl legado de la reina emérita a la princesa de Asturias

El legado de la reina emérita a la princesa de Asturias

De Sofía a Leonor de Borbón. Se presume que el joyero de la reina Sofía contiene una de las colecciones más impresionantes de perlas del continente. Muchas de estas piezas poseen un gran valor sentimental, porque fueron heredadas de su madre, la reina Federica de Grecia, como es el caso del famoso colgante de rubí de talla cabujón que utiliza en ocasiones especiales.

Entre estas prendas que posee la emérita y que forman parte de su colección privada, ya que con el relevo del trono cedió a la asturiana el joyero de las reinas de España, se encuentran joyas muy queridas por la reina que podrían pasar a las manos de la princesa Leonor.

Estás son las cuatro tiaras que Leonor podría heredar

La tiara floral

La pieza fue descrita por la periodista Carmen Enríquez durante la retransmisión de la boda de la infanta Cristina e Iñaki Urgangarin en 1997, como una diadema rusa del siglo XIX elaborada en oro y plata con diamantes, formada por tres flores con diamantes de cinco pétalos cada una de ellas y conectadas por una guirnalda. La flor central de la tiara está adaptada para broche. Los expertos dudan de su origen y sostienen que fue elaborada en los talleres franceses de la joyería Mellerio dits Meller.

La tiara prusiana

Con esta pieza de diamantes doña Sofía contrajo matrimonio con don Juan Carlos en Atenas. De estilo neoclásico y línea griega, fue un regalo de bodas del káiser Guillermo II y la emperatriz Victoria Augusta a su única hija, la princesa Victoria Luisa de Prusia (abuela materna de doña Sofía).

Creada por los hermanos berlineses Robert y Louis Koch cerca de 1913, confeccionada en platino y diamantes y divida en dos bandas, una superior con hojas de laurel y una inferior con la greca helena de meandro, separadas por una hilera de columnas en cuyo centro cuelga un diamante en movimiento en forma de lágrima. Esta tiara fue elegida por la reina Letizia el día de su boda en mayo de 2004.

La tiara Mellerio

Realizada a partir de un boceto de Oscar Massin. Esta diadema confeccionada en 1867 es una de las joyas más antiguas de la familia real española. Conocida como tiara de las conchas o tiara Mellerio, está elaborada en pavé de diamantes briolette con perlas, en el centro cuelga un diamante y la base es de platino, lo que la convierte en una de las primeras tiaras elaboradas con este material.

Los condes de Barcelona se la obsequiaron a su nuera, la reina Sofía, cuando se prometió con su hijo Juan Carlos I.

La tiara-collar de Niarchos

La pieza fue realizada por la joyería Van Cleef & Arpels y cuenta con 36 rubíes cabujón de Birmnaia y diamantes. Fue un obsequio que recibió del parte del armador griego Stavros Niarchos, por motivo de la celebración de su matrimonio.

Leonor

La tiara que puede llevarse como gargantilla, solo ha sido utilizada por ella, ni siquiera sus hijas, las infantas Elena y Cristina ni su nuera, la reina Letizia.

Leonor
Sue Helen Rodríguez
Periodista, amante del mundo digital, de la cultura y la lectura.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Ben Affleck se sincera sobre su relación con JLo

'Nunca segunda partes fueron buenas', así reza la frase, pero, ¿Qué tanto tiene de cierto? Si le preguntáramos a...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -