InicioEntrevistasMadres por elección: Devotas de la maternidad

Madres por elección: Devotas de la maternidad

Cuando la infertilidad no es un impedimento para ser mamá

El deseo de dar vida de manera natural, a veces, se ve empañado por circunstancias ajenas a la voluntad de muchas mujeres que anhelan procrear a sus hijos. 

Fotos: Fuente externa

Para muchas damas, la plenitud se alcanza al ver cumplidos sus sueños, ya sea a nivel profesional o material. Por otro lado, hay quienes se sienten plenas cuando están en el proceso de concepción porque adoran la idea de dar vida a otro ser que llevan en su vientre y al que aman aún sin conocer.

 Devotas de la maternidad

Lastimosamente, en algunos casos, este anhelo no puede materializarse por situaciones fuera del control de la madre, como la salud, que interviene de forma directa e impide que puedan concebir a un hijo como lo dicta la naturaleza. Los factores que inciden en que una pareja sea infértil son varios y están vinculados, en su mayoría, a problemas hormonales relacionados, en el 90% de los casos, al síndrome de ovario poliquístico, seguido por la hiperprolactinemia y el hipo e hipertiroidismo.

De igual forma, influyen los problemas anatómicos en el útero, como miomas, fibromiomas y pólipos, además de aquellos en las trompas, producto de una inflamación crónica, ya sea por infección o endometriosis.

No obstante, en hombres, la causa más común de infertilidad está estrechamente conectado a la calidad y cantidad de los espermatozoides que son incapaces de movilizarse para atravesar todas las capas que rodean al óvulo.

En épocas pasadas, se creía que la mujer solo podía quedar embarazada si era fértil y se casaba con un hombre, pero esta realidad ha ido cambiando gracias a los avances de la ciencia, que han brindado la oportunidad de que se logre este propósito, afianzándose en procesos médicos como la fecundación in vitro

El Doctor Alexis Martínez, ginecólogo-obstetra y experto en infertilidad y reproducción asistida, establece que “el desarrollo de los niños que nacen a través de la fertilización in vitro es normal y no requiere de un seguimiento especial”.

Asimismo, el galeno afirma que la República Dominicana cuenta con varios centros que ofrecen los tratamientos y herramientas tecnológicas suficientes para el manejo de casos complicados en los que la pareja necesitará de una ayuda, donde se extraen el óvulo y los espermatozoides para fecundarse fuera y, luego, ser insertados en el útero de la mujer. 

En lo que concierne a la modalidad de vientre de alquiler, se le considera la más extrema, puesto que se trata de una mujer soltera o casada que dispone de su cuerpo para que sea fecundado con el semen de un hombre conocido pero que, en la culminación de la gestación, ese bebé no le pertenece, sino a otra fémina, una pareja o a un hombre, a quienes les brindó la ayuda, usualmente por una cuantiosa suma de dinero, y, en ciertas oportunidades, como muestra de generosidad.

Igualmente, está el método más tradicional: la adopción. Este gesto de amor, que se ha venido practicando desde hace mucho tiempo, permite a que un niño (o niña) tenga una familia, ya sea por haber sido abandonado por sus progenitores en un orfanato o que estos hayan fallecido, pasando a ser huérfano. Para lograr la adopción, se debe pasar por un arduo proceso judicial y psicológico que coadyuve al cumplimiento de los requisitos. El fin de esto es cerciorarse de que el infante tendrá una familia estable que le brindará todo el cariño del mundo. 

Milagros De Jesús
Periodista, locutora y maestra de ceremonias. Amante de la escritura creativa y de las buenas historias.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Charléne recibe emocionada a Alberto de Mónaco y los...

Una imagen vale más que mil palabras, es al parecer el dicho al que se ha acogido Alberto de...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -