Catalina Patiño

P.S. IT’S FANCY.

9 FACTS ABOUT

La naturaleza y el diseño dan respuesta a las grandes interrogantes de su vida. Con la época pre colombina muy presente, opta por la fabricación local y manual de todas sus piezas, las cuales presenta en tres puntos de venta propios en alianza con la marca de vestidos de baño «Entre aguas», además de su primero fuera de Colombia, en Tulum, México. Ella es arquitecta, curiosa y proyecta todas sus pasiones en «CÂP». A continuación conoceremos 9 de ellas.

  1. Nací en Manizales, pero he vivido toda mi vida en Medellín.

  1. Soy una curiosa exhaustiva del arte, la naturaleza, las joyería y la vida misma.

 

  1. El nombre CÂPÂ representa las iniciales de mi nombre: Catalina Patiño. También la capa, esa que cubre y protege.

  1. CÂPÂ Joyería partió como un hobby llamado, anteriormente, Uno de Uno. Se hacía solo una pieza por referencia, y aunque ahora se sacan más unidades, cada una de ellas es pintada a mano y hecha a mano.

  1. Soy una de las diseñadoras de ampliación del Museo de Arte Moderno de Medellín MAMM.

 

  1. Ives Klein es mi artista favorito.

  1. Disfruto compartir lo que me apasiona, por eso soy docente universitaria en los pregrado de Arquitectura e Ingeniería de diseño, conferencista en las universidades de CCA, California College of The Arts y la Universidad de la Salle en León, Guanajuato y madre de mi Bruno Ramos que ya tiene tres años.

  1. CÂPÂ no solo contempla la joyería, es también un estudio de arquitectura donde desarrollamos proyectos tanto públicos como privados. En “CÂPÂ Arquitectura” mi esposo Juan Pablo Ramos y yo somos socios.

 

  1. Mi plan perfecto es viajar, y hacerlo por la joyería, o estar en casa con mi familia y la compañía de buenos libros.

 

EDITORIAL.

Dicen que la curiosidad mató al gato, y qué suerte tiene el mío de tener más de 7 vidas. Aunque siendo muy honesta, no creo que sea suerte, al que llevo dentro lo alimento a diario para eso.

Fue caminando por las calles de Cartagena que conocí el trabajo de Catalina. Movida por los colores de las fachadas y las flores que envuelven el encanto de la ciudad, llegué a “Entreaguas”, el espacio de la diseñadora Natalia Botero, con quien tuvimos un “Glamorous Encounter” unas cuatro ediciones atrás. Bajo el concepto de que la moda es arte, su tienda parecere crear una galería donde cada escaparate expone la voz de un artista distinto. Sin embargo, la de esta arquitecto apasionada de la joyería es diferente, fuerte, sin titubeos. Las piezas de Catalina entablan una conversación profunda sobre la naturaleza y la vida. Empezando por su fabricación con materiales y acabados sostenibles: metales reciclados y piedras preciosas ecológicas, que las hacen grandes defensoras del medio ambiente e importantes tesoros para ella. Cada una es una representación propia de corales, topografías, bifurcaciones, hasta flores tropicales que persiguen celebrar al Caribe, y a su natal Colombia, con alta estética. Además de rendir honor al trabajo local, ese que se disfruta día a día, trabajando de cerca con un grupo valioso de artesanos colombianos.

 

Natalia Nachon
Entrevistadora, Escritora sobre Estilo de Vida & Columnista de Moda y Belleza en un espacio heterogéneo, elegante y creativo; donde el amplio mundo de la "mode" es el gran protagonista #PSITSFANCY.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Sorprendente el cambio físico de Jared Leto para House...

Desde hace meses el título de House of Gucci ha acaparado los principales titulares de medios y redes sociales,...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -