Inicio Entrevistas -Portada- Carolina Mejía: «Mi legado será ponerle rostro humano y de mujer a...

Carolina Mejía: «Mi legado será ponerle rostro humano y de mujer a cada posición que asuma»

Carolina Mejía

La primera mujer en conquistar la Alcaldía del Distrito Nacional nos recibió con los brazos abiertos y una afable sonrisa para conversar sobre los pilares que integran su gestión a favor de la ciudad, pero sin dejar de lado la autenticidad y el carisma que la caracterizan. Y con ello nos mostró sus destrezas artísticas, al bailar una bachata y entonar el merengue que interpreta Eddy Herrera, que lleva su mismo nombre: “Carolina”.

Fotos: Robert Vásquez estilismo: Joselo Franjul Maquillaje: Avis Vásquez Peinado: Rose Mary De La Cruz Vestuario: Jacqueline Then, Massimo Dutti y Zara accesorios: Daniel Espinosa y Piu By Misura locación: Palacio Consistorial de la Ciudad Colonial

“cuando se trata del país, siempre estoy dispuesta a aportar y construir”.

SERVICIAL.

Para Carolina Mejía, cada amanecer es una nueva oportunidad para salir a las calles y recorrer lo más recóndito de los sectores que integran la capital dominicana, oportunidad que le sirve para conocer de cerca el sentir del pueblo, que ha depositado en ella la confianza de que, en un futuro no muy lejano, viviremos en una sociedad más justa y sostenible. Nuestra alcaldesa es indetenible ante las adversidades, una luchadora incansable que ha humanizado su gestión a favor de la gente, siendo una servidora pública íntegra y sin poses, que ha forjado una impecable trayectoria política digna de emular por las próximas generaciones. 

Carolina Mejía

RITMO SOCIAL: La política ha estado impregnada en su esencia desde siempre, ¿se imaginó alguna vez ser la primera alcaldesa del Distrito Nacional? 

CAROLINA MEJÍA: No imaginé ser la alcaldesa del Distrito Nacional cuando incursioné en la política, pero se presentó la posibilidad y, cuando se trata del país y de dar lo mejor de mí para servir, siempre estoy a la disposición para aportar y construir. Es un honor para mí que los capitaleños y capitaleñas me hayan otorgado su voto de confianza. Algo similar ocurrió cuando fui candidata vicepresidencial, acompañando al presidente Abinader en 2016.  De igual manera, cuando mi partido me dio el voto de confianza para asumir como su Secretaria General y liderar junto al Presidente el camino hacia el Poder. Para mí, ha sido muy importante haber demostrado con estas acciones mi compromiso con el partido y mis compañeros y compañeras perremeístas.

RS: ¿Cuál es su mayor anhelo en el ámbito político? 

CM: Contribuir como servidora pública a mejorar la calidad de vida de la gente. Que, después de unos años, mi legado sea ponerle rostro humano a cada política pública que aplicamos.

RS: ¿Cuáles valores y/o principios le inculcó su padre, Hipólito Mejía, que le han servido para el ejercicio de sus funciones? 

CM:La honestidad y el trabajo arduo. Mi papá siempre nos enseñó, con su accionar, esa enorme capacidad de trabajo que tiene, lo cual nos hace sentir muy orgullosos y, por supuesto, nos enseñó a ser honestos con nosotros mismos y los demás, y eso lo aplico todos los días.

“Siguen existiendo enormes desafíos en materia de equidad, pero hemos avanzado enormemente y tengo la plena conciencia de que se lo debemos a esas mujeres que nos antecedieron, que alzaron sus voces y lucharon por la equidad”.

Carolina Mejía

RS:¿Cómo suelen ser sus días laborales en la Sede del Distrito Nacional? 

CM: Intensos y llenos de energía. Me despierto alrededor de las las 5 a.m. Poco después, aprovecho para responder mensajes y empezar a coordinar los trabajos del día con mi equipo y, en base a la agenda programada, cumplimos con los compromisos. Llego a la Alcaldía temprano y empezamos a despachar, para luego salir a las calles de la ciudad y supervisar los trabajos, visitar los barrios y saber de sus necesidades. Por lo general, mis días terminan pasadas las 10 de la noche. 

RS: Uno de los problemas más exacerbados que ha sufrido gran parte del país es el tema del drenaje pluvial. Como alcaldesa del D.N., ¿de qué manera entiende que este mal se podría erradicar definitivamente? 

CM: Así es. Con el drenaje pluvial hay una deuda acumulada de más de 30 años y una ciudad que ha crecido vertiginosamente. Nosotros estamos trabajando, en conjunto con la CAASD y el gobierno central, para buscar una solución efectiva y definitiva, aunque nuestras brigadas de Obras Comunitarias diariamente realizan limpieza de imbornales y tenemos camiones succionadores que prestan servicio en los lugares donde las lluvias generan inundaciones todavía. Necesitamos una gran inversión para cambiar todo el sistema de drenaje de la capital y modernizarlo, nosotros estamos confiados en que, con el respaldo del gobierno, podremos hacerlo. 

RS: La economía nacional se dinamiza en gran manera por los negocios informales que circundan en las vías públicas, ¿qué medidas considera necesaria para mantener el orden en estos espacios?

CM: El espacio público es un bien de todos los capitaleños y capitaleñas. En nuestra ciudad existe una cultura de ocupación del espacio público y hemos creado un plan estratégico precisamente para desmontarla, con intervenciones focalizadas y educación ciudadana. Es cierto que la economía se dinamiza cuando hay emprendimientos, pero no puede dinamizarse sobre la ilegalidad. Por esa razón, a través de este plan, estamos conversando con quienes ocupan el espacio de manera irregular. Les notificamos debidamente y les otorgamos un plazo para desocupar el espacio. Una vez vencido, tomamos medidas. 

Estoy consciente de que el cambio no será inmediato, pero iremos recuperando nuestros espacios y, conjuntamente con la educación ciudadana, iremos viendo el cambio de esa mentalidad individualista hacia la comprensión de un espacio colectivo, sin atropellar a nadie y respetando la dignidad de las personas. Un ejemplo de este proceso de recuperación ha sido el Pabellón de las Naciones en el Centro de los Héroes, un sitio apagado y abandonado por más de veinte años que, con mucha entrega, hemos revitalizado para el disfrute de todos y todas. Además, hicimos ese remozamiento y desocupación respetando la dignidad de quienes allí ocupaban el lugar, con un proceso pedagógico y de entendimiento, e incluso contratamos a Jesús Green Green como custodio del monumento y hoy es un colaborador de la ciudad, quien solía dormir allí porque no tenía casa. A Jesús le hemos dado un propósito y lo hemos involucrado en el proceso, y le doy las gracias por escuchar nuestra propuesta y contribuir. 

“Contribuir como servidora pública a mejorar la calidad de vida de la gente. Que, después de unos años, mi legado sea ponerle rostro humano a cada política pública que aplicamos.”

RS: La salud es el pilar principal en el que se ha enfocado el Gobierno para mitigar la crisis actual, ¿cuáles mecanismos han implementado ustedes para apoyar la causa? 

CM: Desde el primer día de gestión nuestra, el 24 de abril, salimos hacia Cristo Rey para iniciar los operativos de desinfección que se han realizado constantemente en nuestros barrios, más de 80 iniciativas de este tipo, donde también entregamos mascarillas, alcohol en gel y educamos sobre las medidas de distanciamiento social. 

De igual forma creamos, junto al Clúster de Salud de Santo Domingo, el Manual Municipal para Manejo de Covid 19, el primer manual municipal, y lo pusimos a disposición de la Mancomunidad del Gran Santo Domingo para los demás municipios. Hemos estado aplicando esta guía realizando operativos de prevención y prueba de COVID-19 en los barrios de la capital, cada sábado, junto a Laboratorio Referencia, el Laboratorio Nacional y el SNS. 

Los miércoles de cada semana, de acuerdo al manual, se instruye el personal de desarrollo comunitario del sector a intervenir y ellos se convierten en los multiplicadores y dan la voz de alerta en su comunidad, y los sábados se realiza el operativo de pruebas. Ya son 30 los que hemos llevado a diversos sectores de las tres circunscripciones. 

Para nosotros, la salud de la gente es prioritaria y, por eso, aunque asumimos en un momento muy difícil, lleno de incertidumbre por la pandemia, cambiamos todas nuestras prioridades municipales para poner en primer plano la lucha contra el coronavirus y así, también, hemos respaldado al gobierno con el toque de queda, las medidas reestrictivas y la vacunación. También, pusimos en marcha una campaña publicitaria, “No es tiempo de Chercha”, en conjunto con la Alianza de Ciudades Saludables, y un protocolo de manejo para los negocios. 

RS:¿En las estrategias del Plan Nacional de Vacunación se ha considerado a la Ciudad Colonial como un punto focal para asentar Centros de Vacunación? 

CM: El plan Nacional de Vacunación es una competencia del gobierno central y se ha establecido que las fases sean por población de riesgo y edades, dentro de ese marco entran todos los ciudadanos y ciudadanas, sin importar su lugar de residencia, si caen dentro de la fase que se esté aplicando. Los Centros de Vacunación han sido anunciados en vacunate.org, y es bueno que la población se mantenga atenta y acuda a vacunarse. Nosotros como ADN estaremos dando soporte al gobierno central y, de hecho, nuestros médicos de la Dirección de Servicios Sociales ya tomaron un taller sobre la vacunación, impartido por el Ministerio de Salud, para sumarse al plan. 

RS:Un segmento de la población siente desconfianza por las vacunas. ¿Qué mensaje esperanzador quisiera transmitirles?  

CM: En cuanto a la parte de la población que pudiera sentir desconfianza por las vacunas, el mensaje que le transmitimos es que los países, para regresar a la normalidad lo antes posible, han estado estimulando a sus habitantes para que se vacunen. Nosotros, por igual, les pedimos que se vacunen. 

“Nuestro mayor legado es cambiar esa cultura del oscurantismo político por una luz que permita a la gente sentir respeto por su país y su gobierno”. 

RS:La Ciudad Colonial ha tomado otro brío durante su gestión. ¿Qué otros proyectos, en conjunto con el Ministerio de Turismo, piensa encaminar para continuar con su florecimiento? 

CM: Es muy importante para nosotros darle valor a la Ciudad Colonial y preservar como merece a la ciudad Primada de América. Se han dado pasos junto al Ministerio de Turismo, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Ministerio de Cultura. Recientemente, se inició la segunda fase del proyecto Programa Integral de Desarrollo Turístico y Urbano de la Ciudad Colonial de Santo Domingo, financiado por el BID, que también incluye mejorar la calidad de vida de la gente que habita en los barrios de la Ciudad Colonial, porque no podemos crear desarrollo urbanístico de espaldas a la gente. 

Otro proyecto que me emociona, y hemos puesto en marcha, es junto al Clúster Turístico y el sector privado, con el cambio de coches de paseo donde se usaban caballos a coches eléctricos. Esta iniciativa cumple con la Ley de Protección Animal, es un paso importante de cambio de conciencia y cuidado del medio ambiente. 

RS: ¿Cómo visualiza al país en materia de recuperación de los monumentos históricos? 

CM: Nuestra historia debe ser preservada y, por esa razón, en el Distrito Nacional, hemos expresado con hechos nuestro interés en recuperar el patrimonio histórico. Recientemente, entregamos la primera etapa del remozamiento del Pabellón de las Naciones en el Centro de los Héroes y tenemos otras ejecuciones que se están realizando para que, al cabo de poco tiempo, con amor, entrega y colaboración, podamos permitir que la familia capitaleña, y los turistas que nos visiten, conozcan estos monumentos. Los seres humanos somos el conjunto de historias que podemos contar. 

Este, el día a día de nuestra alcaldesa que, en su trabajo, deja a un lado la ropa de diseñador y los tacones para recorrer las calles de la capital, de la mano con la gente, escuchando sus necesidades, por lo que se compromete a dar lo mejor de sí, acompañada de una cálida sonrisa y un trato afable. 

RS: Se hacen llamar el “Gobierno del Cambio”, pero, ¿cuál es el legado en sí que ustedes desean dejar en los dominicanos? 

CM: Desde inicios de su gobierno, el presidente Luis Abinader y el PRM hemos dicho que nuestro Norte es el crecimiento económico con rostro humano, mejorar la calidad de vida de la gente y hacer un gobierno ético, transparente y que rinde cuentas. Nuestro mayor legado es cambiar esa cultura del oscurantismo político por una luz que permita a la gente sentir respeto por su país y su gobierno. 

RS:El pasado 8 de Marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer, ¿considera usted que la figura femenina ha logrado acabar con los estigmas que se le han impuesto en las distintas sociedades del mundo? 

CM: Siguen existiendo enormes desafíos en materia de equidad, pero hemos avanzado enormemente y tengo la plena conciencia de que se lo debemos a esas mujeres que nos antecedieron, que alzaron sus voces y lucharon por la equidad para que pudiéramos ejercer el derecho al voto, ocupar posiciones públicas, firmar un libro de nuestra autoría o sencillamente expresarnos, y valorar el aporte de la mujer a la sociedad. 

Un paso importante para las mujeres y niñas dominicanas ha sido la erradicación legislativa del matrimonio infantil que fue aprobada recientemente. Nos queda pendiente eliminar este flagelo de la conducta y costumbre social. 

RS: ¿Cómo percibe la participación de la mujer dominicana en los escaños públicos? 

CM: En proceso. La participación de la mujer dominicana en los espacios públicos ha sido de enorme trascendencia. Mirar hacia atrás nos permite reconocer cuánto hemos avanzado, pero todavía necesitamos abrir más los espacios de participación política y social de las mujeres, y en especial crear un mecanismo más justo sobre el sistema de cuidados pues, en nuestro país, el sistema de cuidados sigue recayendo, en gran medida, en las mujeres. También, apelo a la sororidad entre nosotras, que quienes estamos en posiciones de poder político o social elevemos a otras mujeres y las ayudemos a caminar un camino que ya hemos transitado.

CONFESIONES ÍNTIMAS

Un libro…
“Becoming”, de Michelle Obama.

Una hora del día…
Las 5:00 a.m. 

Una frase…
En Orden Divino.

A Dios le pido…
Sabiduría, discernimiento
y salud.

Mi familia es…
Mi gran tesoro. 

República Dominicana es… 

Tierra bendita.

Santiago significa…

Donde está Gurabo, mi recuerdo de infancia con mis abuelos.