Inicio Entrevistas Carmen Heredia una ministra comprometida

Carmen Heredia una ministra comprometida

Carmen Heredia

La incumbente del Ministerio de Cultura conversó sobre los pilares que integran sus proyectos.

Carmen Heredia

fotos: Julio César Peña

INTELECTUAL.

Una prolífica trayectoria artística y cultural han caracterizado la vida de esta distinguida dama de la sociedad dominicana, que ha realizado importantes aportes en el ámbito del arte y la cultura nacional, logrando así dejar una huella indeleble en la historia de nuestro país. Su visión, entrega y pasión por lo que hace la han llevado a convertirse en la primera mujer en ocupar el cargo de ministra de Cultura desde la creación de esta entidad gubernamental, en la que pretende fomentar la educación cultural a través de la inclusión de las distintas comunidades de la nación. 

¿De qué manera usted se definiría?

Creo que soy, ante todo, perseverante, resiliente e incansable. Creo en la solidaridad y siempre he valorado la amistad. Mi mayor orgullo es mi familia, la que formé junto a mi esposo ya fallecido, Bosco Guerrero. 

Ha estado sumergida en el arte y la cultura toda su vida, ¿cómo le surgió esta pasión y en qué forma se ha educado en estos ámbitos?

Vengo de un hogar donde se escuchaba música clásica. Mi padre y mi abuelo, Mariano los dos, eran amantes de la ópera. De hecho, escogieron para mí el nombre de dos óperas: Carmen y Alceste. Mi madre era profesora de piano. Desde niña, sentía pasión por el ballet e ingresé a la Academia de Magda Corbett, a la edad de 9 años. Después, realicé estudios en Nueva York. Durante cuatro años, estudié violín con los profesores Jacinto Gimbernard y Ernesto Leroux.

Es autora de libros que enaltecen las bondades de la cultura, ¿tiene pensado escribir otros más en lo adelante?

Mis libros publicados, Espacios de Teatro y Danza y Otros Espacios y Desde Platea, recogen las críticas que, durante muchos años, he escrito en distintos medios de comunicación. Estoy trabajando en mi próximo libro, Personajes y Calles de mi Vieja Ciudad, artículos ampliados que escribí en Areito del periódico Hoy. Espero ponerlo en circulación próximamente. Tengo otros dos libros en proceso.

Carmen Heredia

Tenemos entendido que es amante de la ópera. ¿Qué es lo que más disfruta de este tipo de música?

Como decía, desde pequeña escuché ópera. Era, de alguna forma, una herencia cultural. Ver una obra operística en escena es una experiencia fascinante. De una ópera lo disfruto todo, el argumento, además, es fundamental.

¿Podría decirnos cuáles son los exponentes de ópera que más le gusta escuchar?

Puccini es mi compositor preferido, sus óperas Tosca, Turandot, Madama Butterfly, y La Bohème, siempre que las escucho, me producen una nueva emoción. También, me apasionan, de Verdi, La Traviata, Rigoletto, Aida, Nabucco y El trovador. El brindis, Va pensiero, Nessun dorma y Che gelida manina, son arias entrañables. De Richard Wagner, mi preferida es La Walquiria, su famosa Cabalgata.

Por su trayectoria, ha ostentado diversos cargos en la escena artística y cultural de la República Dominicana. ¿Qué satisfacción le genera el aportar tanto a su país?

Mi primer cargo fue como sub-directora del Museo de las Casas Reales. Luego, fui directora del Ballet Nacional en dos períodos. También, directora de Bellas Artes y del Teatro Nacional, donde publicamos 44 números de la Revista Teatro. En cada cargo asumido, he puesto toda mi voluntad y empeño. Si he sido, de alguna manera, bien valorada, me siento satisfecha.

Es la primera mujer en ser ministra de Cultura. ¿Cómo se sintió cuando fue designada por el presidente Luis Abinader?

Muy emocionada y especialmente comprometida. Espero poder realizar la tarea encomendada y que las circunstancias lo permitan. No obstante, trabajaremos con pasión y tesón.

Carmen Heredia

¿Qué proyectos ejecutaría para fomentar aún más la música clásica en el país, en comunidades de bajos recursos?

Llevar las orquestas a los diferentes sectores y al interior del país. Es una forma de incentivar a los jóvenes a asistir a los conciertos, ofreciéndoles tarifas asequibles y, así, ir logrando un nuevo público tan necesario. Es también esencial dar apoyo a las agrupaciones musicales y a las Escuelas de Música.

¿Cuáles políticas culturales emprenderá desde el Ministerio para impulsar la educación en este sector?

A través de las Escuelas de Bellas Artes, que existen en todo el país, y que lamentablemente, se encuentran en estado de deterioro, es la vía idónea para impulsar la educación artística.

Carmen Heredia

La clase artística nacional se ha visto afectada seriamente por la COVID-19, ¿cómo entiende que esta pueda resurgir?

El hombre, a través de la historia, ha sabido sortear las inclemencias de la naturaleza, las guerras, las epidemias y ha salido airoso, y los artistas especialmente, mediante sus creaciones. La clase artística dominicana ha sido duramente golpeada. Pienso que, con el esfuerzo de todos y el soporte que pueda ofrecerle el Estado, podrá salir adelante. Nunca es más oscura la noche que cuando va a amanecer.