Inicio Columnistas Body And Soul Body and Soul: Conociendo la depresión

Body and Soul: Conociendo la depresión

BODY AND SOUL.

Profile of man cracking up into pieces

La depresión es más que un sentimiento de tristeza. Hoy día, se escucha decir a cualquier persona que está depresiva; somos ligeros en etiquetar cualquier emoción de angustia o melancolía con este nombre. Sin embargo, es una enfermedad que debe ser tratada de manera adecuada por un especialista.

IMG-20160612-WA0023

“La depresión es una enfermedad grave y común que nos afecta física y mentalmente, debido a un desbalance en los neurotransmisores. La misma puede ser endógena o exógena y puede causar síntomas ansiosos, depresivos, somáticos, melancólicos, entre otros”, afirma el psiquiatra Wirson Ureña. Es un tema tan delicado que hemos visto en los últimos años cómo personas, “sin aparentes antecedentes”, han decidido terminar con sus vidas, quizás porque no recibieron la ayuda necesaria y adecuada en el momento preciso.

Y es que, como señala Ureña, la depresión no es solo una angustia, es también una tristeza o melancolía permanente, que en ocasiones es tan fuerte que quien la padece quiera darse por vencido. “La depresión causa pérdida del placer en la vida diaria, tensión en el trabajo y en las relaciones, agrava condiciones médicas e incluso puede llevarle al suicidio. Pero, ¿a quién puede afectar? Según el médico, puede afectar a cualquier persona, no importa su nivel económico ni su edad.

“Las enfermedades mentales no discriminan”, afirma. ¿Las razones? Son muy variadas. Algunas personas caen en depresión cuando experimentan un acontecimiento emotivo en sus vidas, por ejemplo, cuando pierden el trabajo, o terminan una relación amorosa importante, cuando migramos. Sin embargo, también podemos padecer un trastorno depresivo sin ninguna advertencia previa.

FACTORES

Sad girl with her head down on her knees and clock on chair, Bavaria, Germany.
Sad girl with her head down on her knees and clock on chair, Bavaria, Germany.

El sexo es un factor determinante. Las mujeres sufren depresión dos veces más que los hombres. Es importante el factor hereditario, los antecedentes familiares de las personas. El uso de ciertos fármacos, presencia de otras enfermedades y el abuso del alcohol y otras drogas contribuyen  a la depresión.

PSICOTERAPIA

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Es importante que se acompañe el proceso de algunas de las formas de psicoterapia, ya sea individual, familiar o de grupo. Un seguimiento conjunto del psicólogo y psiquiatra puede dar mejores resultados. Ambos están preparados para entender y ayudar a tratar esta enfermedad.

Screen shot 2016-06-24 at 1.14.00 PM

RECOMENDACIONES 

El doctor Ureña recomienda que lo primero es tomar la decisión de pedir ayuda. Seguido de esto, es importante seguir los consejos de su doctor, y cumplir todas las citas indicadas aunque se sienta mejor. Una buena red de apoyo en este proceso es vital. Algunos consejos alternativos y que pueden contribuir son: hacer ejercicios y buscar apoyo espiritual. Es importante no decirle al paciente que está sufriendo esta condición la famosa frase «pon de tu parte», la realidad es que cuando se padece esta enfermedad, no se tiene de dónde poner.

Screen shot 2016-06-24 at 1.13.52 PMScreen shot 2016-06-24 at 1.13.42 PM


Editorial

«No más odio»

El respeto al derecho ajeno es la paz. Quizás hemos escuchado esta gran oración del mexicano Benito Juárez; a lo mejor no solo la conocemos, sino que también la hemos memorizado y, de vez en cuando, la utilizamos para referirnos a actos, situaciones y hechos de violencia.

Por supuesto, que lo importante no es conocerla, sino más bien, aplicarla. Las informaciones que tenemos en nuestra mente son solo eso, informaciones, cobran vida cuando hacen el “crossover” al corazón. Reflexionemos en cuantas enseñanzas, que al igual que esta, está muerta en nuestra mente y no se convierte en acción porque no ha descendido al corazón.

Lo anterior lo traigo a colación por los recientes atentados terroristas perpetrados en un club nocturno en Orlando, Florida. Recuerdo que la misma noche de la tragedia, escribía en mis redes sobre la culpabilidad que todos tenemos ante hechos como este. Sí, culpabilidad, porque aunque no materialmente, somos culpables al menos intelectualmente, con cada acto de odio, discriminación y etiqueta que usamos contra otros individuos que, lo quiera usted o no, forman parte de nuestra especie.

Cada vez que educamos a nuestros hijos con prejuicios, odio e indiferencia hacia cualquier persona, no importa su raza, orientación sexual, su nacionalidad o su contextura física, estamos fomentando hechos como los ocurridos en Estados Unidos. Es imposible querer un mundo mejor si desde nuestro hogar no lo fomentamos. No se corresponde nuestros deseos de cambio si no advertimos que la paz del mundo comienza en cada corazón.

Firma Ricardo