Boa Mistura

- Publicidad -

Cuando vamos de ciudad en ciudad, viajando por el mundo, nos encanta llevarnos un pedacito de cada lugar con nosotros. Hay quienes llevan consigo un llavero, algunos un accesorio, otros una prenda de vestir, un libro, un cuadro o cualquier objeto alegórico a este lugar para así poder evocar esos momentos que tanto le marcaron. Pero también hay personas que dejan parte de ellos en esos lugares, como lo hace el grupo de Boa Mistura, una amistad y hobby que se convirtió en estilo de vida. Transportándose de un lugar a otro, este grupo de cuatro amigos se dedican a estudiar la cultura neta de cada ciudad, capturando las sonrisas de los habitantes, escuchando la música típica, comiendo de sus mejores manjares, y obteniendo así lo mejor del lugar para plasmarlo en sus obras de graffiti.


La vena artística dentro de las figuras del grupo nace desde temprana edad, en la sala de sus hogares cuando dejaban fluir a su imaginación dando pinceladas de aquí allá, dibujando sin cesar. “Somos personas que desde muy temprana edad hemos estado vinculados a la creatividad, a ocupar nuestro tiempo relacionándonos con el mundo a través de lo que hacemos con las manos”. Durante su adolescencia permanecieron separados, Juan y Pablo por un lado, y Pablo y Javier por otro, hasta que amigos en común los conectaron y de allí nace esta amistad y amor por el arte. En el 2001 participaron en un concurso de graffiti en la isla de Mallorca y había que ponerse un nombre. Pasaban tiempo juntos, ya pintaban juntos, pero no tenían un nombre y ahí se bautizaron Boa Mistura. Lo que pudo ser solo un hobby, se convirtió en un estilo de vida que ha transformado ciudades mediante los trazos del graffiti.

DSC 4992

A través de sus murales pretenden resignificar el lugar y darle un nuevo relato a lo que es la fachada del mismo. Ellos se convierten en agentes de transformación que aportan al cambio de una ciudad; no solo restauran espacios, sino que restauran la alegría de las personas que residen allí. Cada vez hay más gobiernos, más ayuntamientos, más municipalidades que están apostando por esa manera de expresión y por entender que la calle es el lugar de relación, ese lugar vivo en el que manifestarse.


Las paredes están ancladas a un lugar, por ende no pueden moverse y son el lugar perfecto para plasmar una manifestación artística en donde se reaccione al contexto urbano, político, económico, social o cultural en donde están emplazadas. “De alguna manera nosotros intentamos crear piezas que respondan o que planteen una serie de preguntas o cuestiones o generen un diálogo con la población local”.

Principal 3


El proceso creativo de cada una de estas obras comienza con las diversas interrogantes del contexto del lugar. A la hora de analizar una ciudad, los cuatro artistas forman parte del proceso de investigación, escarbando e interpretando qué les dice el espacio. “Primero encontramos qué es lo que nos dice ese lugar, luego lo transformamos en una propuesta creativa, una propuesta artística y luego ya empezamos a generar qué forma tiene esa respuesta, y empezamos la parte más fácil que es pintar, algo que llevamos haciendo desde los 12 años”.


El arte se ha convertido en ese hilo que conecta a los artistas con la ciudad, es lo que hace entablar esa relación entre los habitantes y Boa Mistura, y el que permite que cada obra sea única y especial. “Cada lugar cuenta con anécdotas bellísimas, cada lugar tiene su propia película, ¿no?, porque al final, pues, pasamos mucho tiempo insertados en comunidades; hay veces que son lugares muy estigmatizados, incluso lugares que de otra manera que no sea a través del arte hubiera sido imposible llegar”.

DSC 4977


Aquí en la República Dominicana se pasaron un tiempo al norte del país en Montecristi donde tuvieron la oportunidad de plasmar su arte en yolas, una novedad para los artistas, ya que es una pieza viva que está en movimiento todo el rato con el itinerario de los pescadores. “La manera que tienen ustedes de vivir es muy rica, es que es superrica, hemos visto propuestas artísticas muy interesantes y buenísimas. El dominicano ocupa el espacio público, rotula sus negocios, sus coches y transforma todo eso en arte”. Y de estas y muchas otras experiencias se han nutrido para traernos en abril uno de sus hermosos y pintorescos murales para la feria de FIACI.

-Publicidad -
ARTÍCULOS RELACIONADOS