Inicio Entrevistas Reportajes Bárbara Pan de Soraluce, la creadora de «Los Platos de Pan»

Bárbara Pan de Soraluce, la creadora de «Los Platos de Pan»

De apellido Pan y pinta platos, la española Bárbara Pan de Soraluce, inició alrededor del 2014 este proyecto «Los Platos de Pan», el cual, durante los seis años de permanencia, se ha expandido en variedad y localidades de distribución. Los primeros eran inspirados en la naturaleza, flores y mariposas, que predominaban en las pinturas, así como también plantas vegetales y animales de la familia de los insectos. Una de sus primeras vajillas, “la vajilla vegetal”, llevaba ilustraciones de rábanos, guisantes y puerros, entre otros.

Un segundo plato con nombre es el jardinero, una mesita con sillas, utensilios de jardín y demás adornan esta familia. Naranjas, naranjas y limones, y limones son otras de las ilustraciones que esta gran artista del pincel plasma. Existe una variedad, ya sea de platos básicos blancos con diseños y otros de colores, además de combinar los platicos con tacitas. Bárbara, quien pinta desde platos de pan, y de postres, llanos y fuentes, es capaz de lograr una vajilla completa a solicitud de sus clientes.

Tiene su taller en Madrid y, desde allí, ella personalmente pinta cada plato solicitado, y dirige sus entregas a distintas partes del mundo. Los pedidos deben realizarse con al menos tres meses de antelación y adaptarse a su estilo. Cuenta que, en ocasiones, los clientes llevan diseños muy externos a lo que acostumbra. Dentro de sus creaciones, esto puede añadir personalizar su vajilla, ocasionalmente, con las letras iniciales del cliente, si así éste lo pide.

Las piezas, según cuenta Pan, en muchas ocasiones sirven para regalos de novias, para esposas, a veces como navidad, cuando siempre es propicio tener una linda mesa montada. Los platos, pintados de manera creativa, no solo sirven para usar en la mesa, sino también como decoración en alguna pared tipo mural. Otro de sus diseños tradicionales es uno en cadena de hormiguitas, el cual, durante este tiempo de pandemia, ha sido utilizado para mascarillas. También suele pintar platos con alguna letra inicial, que pueden servir como souvenirs para invitados en alguna actividad, o simplemente como parte de la vajilla en casa.