Atenas Hernández

Especial de Navidad.

En una intensa y muy especial navidad en el Caribe

Es la primera vez que la reconocida hondureña abre las puertas de su casa, en nuestro país, para conversar, a modo de entrevista, y hacer fotos de este tipo. Pero nosotros queríamos celebrar su trayectoria a lo grande, y captarla de la forma más honesta posible, así que no podía ser de otra que junto a su familia, y su perrita Candelaria, en el apartamento que poco a poco convirtieron en su hogar y que hoy, está vestido de luces y magia en honor a esa época que, como católica, tiene el más especial de los sentidos para ella: Navidad.

entrevista: Natalia Nachón / fotos: Simón Espinal / Creative Director: Juan Manuel Polanco / Styling: Atenas Hernández / Style assistant: Laura Jiménez / Hair and Makeup: Kilcia Medina / Fotografía: Simón Espinal / Decoración cocina y comedor: Chinola / Comida: Ambrosía  / Bebidas: La Bodega / Postres: Cookies for you y Forno Di Mina / Decoracion navideña: Florenzza 

La fachada en galletitas de una casa de Jengibre sobre el desayunador prometía una foto interesante para nosotros, pero para Valentina, su hija, representaba la más emocionante de las aventuras de esa mañana. Fue la primera toma que hicimos. Sonrientes, cómplices y siendo libres de crear con dulces y colores, todo lo que soñaran en ese momento.

Es similar a lo que ha hecho Atenas a lo largo de su vida, desde que nació, en Tegucigalpa, Honduras y creció admirando a su papá, don Jacobo Hernández, quien fue un prominente político de su país; y de quien hereda la formalidad, el carácter y esa disciplina tan característica y presente en todo lo que emprende.

Sus tardes en los cafetales de la familia, en Lempira, al oeste de su país; y sus años en Francia y Estados Unidos estudiando Imagen y Relaciones Públicas, sin lugar a dudas, son narradores importantes de su historia. Como también lo son las distintas posiciones donde primero practicó su profesión, iniciando como Directora para el Grupo INTUR, gestionando la imagen corporativa en Honduras de más de diez grandes cadenas internacionales de restauración como Burger King, Baskin Robbins, Chili´s, Dunkun Donuts; luego como la representante en su país de la agencia monegasca de representación FIFA Jess Group SAM, donde llevó a cabo varios traspasos importantes de jugadores hondureños del combinado nacional a grandes clubes europeos, como el AS Monaco o el Manchester United; y, finalmente, en la Administración Publica como Directora de Becas dentro de la Vicepresidencia de la República de Honduras, gestionando becas a niños y jóvenes de bajos recursos con excelencia académica. 

Después de estas experiencias, tanto en la empresa privada como en la Administración, lanzó su propio proyecto: AtenasHernandez.com; donde se ha posicionado desde hace ya más de una década como una de las creadoras de contenido más relevantes de Latinoamérica. 

A partir de entonces, ha trabajado con algunas de las marcas más prestigiosas del mundo, como Chanel, Cartier, Louis Vuitton, Christian Dior, Mont Blanc, Ferragamo y Carolina Herrera. Sin embargo, su mayor huella de identidad ha sido siempre su apoyo incondicional a los diseñadores emergentes de la región.

A esto, le sumamos su faceta de autora de un libro infantil: “Valentina Sueña con los Animales», que presentó en la 80 Edición de la Feria del Libro de Madrid, la más importante del mundo en lengua castellana, el año pasado. Y que se encuentra ya en producción de su segunda edición, que verá la luz el próximo año. 

Y su debut como  diseñadora de modas, con una colección que lleva su nombre junto con la reconocida marca dominicana Ana + María. Con prendas, que como explica: “son clásicas y atemporales y están pensadas para tener un uso intensivo, como corresponde a su compromiso con la moda responsable y sostenible”. 

En el plano personal, lleva diez años casada con su marido, el diplomático español Juan Merino, con quien tiene una hija de cinco años que constituye su absoluta prioridad.

Con villancicos de fondo musical y un árbol de Navidad decorado por Valentina, y que muestra con orgullo, iniciamos esta entrevista.

¿Cómo estás celebrando la Navidad en la República Dominicana?

La República Dominicana es un país maravilloso que nos acogió de una forma increíble desde el primer día.

La Navidad la celebraremos en familia. Aunque me encantan las luces, decorar la casa, poner el árbol… lo más importante es poder estar juntos y no olvidar el sentido profundo de lo que estamos celebrando.

Celebrarla en el Caribe, claro, es siempre especial. Poder ir a la playa en Diciembre no tiene precio.

¿Qué es lo que más te gusta de la RD?

De la República Dominicana me gusta todo. El clima, la gente, el ritmo de Santo Domingo, la magia de la Ciudad Colonial, sus playas únicas en el mundo…

¿Cómo describirías a tu familia?

Somos una familia pequeña y muy unida. El vivir lejos de mis padres y los de mi marido nos ha unido más a los tres.

Nos encanta pasar tiempo en casa, jugar con Valentina, hacer “movie night” en pijama… esas cosas.

Con una vida familiar que cambia con frecuencia de destino, ¿Qué te hace sentir en casa?

Mi casa está allí donde está mi familia. Pero tengo que decir que en República Dominicana me siento en casa desde el primer día.

Insisto mucho en ello, pero es que estoy muy agradecido a este país por todo lo que me ha dado. Soy orgullosamente hondureña y lo seré siempre, pero esta isla bendita me ha robado el corazón.  

¿Cuáles son las tradiciones navideñas hondureñas que mejor conservas?

Honduras es un país bastante tradicional. Conservamos todas las tradiciones, ponemos el nacimiento o Belén, cantamos villancicos y celebramos en familia. En casa las seguimos todas porque nos encanta la Navidad.

Lo único que extraño de Honduras en estas fechas es la comida, como los tamales, y a mis padres y a mi hermano, claro.

¿Qué recuerdas de tu infancia de la familia, en Lempira, y qué quisieras que fuera lo que Valentina mejor recordara de su niñez?

Recuerdo Lempira con mucho cariño. Es la tierra de mi padre y aún tengo allí a parte de mi familia. Voy siempre que puedo.

Es algo que pienso a veces, que mi hija no ha tenido eso. Siempre ha vivido en la ciudad. No conoce la vida tranquila del campo.

De su infancia, me gustaría que recordara en un futuro que siempre tuvo el cariño infinito de sus padres y todo el tiempo que pasamos juntos.



¿Cómo es la vida de la otra cara de la moneda de Atenas, la esposa de un diplomático, la mamá de Valentina, la ama de Candelaria y qué nadie se imaginaría de todo eso?

Ante todo soy madre. Es además lo que más me gusta. Aunque lo compagino con mi trabajo y con apoyar a mi marido, pasar tiempo con mi hija es lo que más me gusta. La llevo y voy a buscar al colegio todos los días, le acompaño a todas las actividades y pasamos las tardes juntas, jugando, leyéndole cuentos, viendo películas… ella es mi aire, no puedo vivir sin ella.

Y Candelaria nos tiene como locos. Aún es pequeña y nos revuelve toda la casa, pero nos da mucha alegría.

Recientemente codiseñaste colección con Ana+Maria, ¿Cómo surge este proyecto y en qué te inspiraste para diseñar?

Ana + María eran la empresa ideal para asociarnos porque son una marca de mucha calidad, que cuida cada detalle, y una compañía muy familiar.

A la hora de diseñar las prendas, pensé en la ropa que quería usar. Ropa elegante y clásica, que fuera cómoda, que pudiera usar muchas veces y combinar con facilidad… y sostenible.

¿A dónde quieres llegar en el universo de la moda y cómo quieres ser recordada?

Lo que más me llena es trabajar con diseñadores emergentes latinoamericanos. Siempre digo que ninguna región del mundo atesora tanto talento.

Me gustaría que me recordaran por aquellos diseñadores a los que he ayudado. Cuando les veo triunfar, siento un enorme orgullo, porque sé lo difícil que es, las horas que le han dedicado…



Te conocemos por ser embajadora de los nuevos talentos de Latinoamérica en el sector moda, pero antes, hubo mucho recorrido. Te iniciaste en el mundo laboral como Directora para el Grupo INTUR, gestionando la imagen corporativa de grandes cadenas internacionales de restaurantes, ¿Qué puedes contarnos de esa época y qué de lo aprendido fue tan valioso que todavía lo aplicas hoy?

He trabajado tanto en la empresa como en la Administración antes de crear mi propio negocio.

En INTUR aprendí muchas cosas. Quizás lo más importante sea la importancia de ganarte la confianza de los clientes y nunca traicionarla. Para mi, sigue siendo la regla número uno.

Por ejemplo, yo nunca hablaría en mis redes sociales de un producto que no uso. Si subo algo de un restaurante, es porque me gusta la comida. Si muestro una prenda, es porque la uso en mi día a día. Tienes que ser siempre honesta con quienes te siguen.

También fuiste representante de la agencia monegasca de representación FIFA Jess Group SAM, ¿Cuáles fueron los jugadores hondureños que traspasaste a grandes clubes europeos y de cuales te sientes más orgullosa?

En esos años traspasamos a grandes jugadores de la Selección Nacional clubes europeos de primer nivel, como el AS Monaco o el Manchester United. Es el caso de Wilson Palacios o Georgie Welcome.

Me comentaste una vez que tu papá es político, y que tenias ciertos planes de seguirle los pasos, ¿en que punto cambia esta visión y por qué lo haces?

Hace tiempo pensé en entrar en política. Me gusta el servicio público y quería hacer algo por mi país.

Sin embargo, aunque respeto mucho a quienes se dedican a la política, no me gusta la disciplina de los partidos. Los partidos son estructuras necesarias, pero limitan mucho la libertad de sus afiliados. Creo que esa es la razón por la que nunca di el paso.

Estudiaste Imagen y Relaciones Públicas en Stendhal de Grenoble (Francia) y Harding University (Estados Unidos), ¿Por qué esta carrera, porque esos destinos y qué meta te trazaste con ellas?

Siempre me interesaron las relaciones públicas. Creo que son importantes en todos los campos. Como dicen los anglosajones, “It’ s who you know, not what you know”.



¿Qué rol juega tu mamá en tu vida? ¿Qué ves de ella en ti y de ti en Valentina?

Mi madre fue mi modelo de mujer toda mi vida. Una mujer muy trabajadora. Me sigue apoyando y tenemos muy buena relación. Nos parecemos en algunas cosas pero también diferimos en otras. Creo que yo soy más seria, tengo el carácter de mi padre.

Valentina está en una etapa en que me imita en todo. Como pasamos mucho tiempo juntas, trata de hablar como yo, copia mis gestos, mis expresiones…

Hace un año te convertiste en autora de libros, ¿Qué te motivó a escribir y que nos puedes adelantar de la segunda edición que estás trabajando?

Con mi primer libro, “Valentina Sueña con los Animales”, trato de concienciar a los niños de la necesidad de ser responsables y cuidar nuestro planeta.

Este año lo presenté en la Feria del Libro de Madrid, la más importante del mundo en castellano. Fue un éxito y ya se está agotando la segunda edición.

El año que viene publicaré el segundo libro de Las Aventuras de Valentina. ¡Y creo, que será aún mejor!

¿Qué le pide tu niña interna a Santa Claus este año? ¿Y qué encabeza la lista de Valentina esta Navidad?

No soy mucho de pedir, prefiero regalar. Me encanta ver la cara de mi familia cuando abren los regalos. A Juan SIEMPRE lo sorprendo y eso es para mi el mejor regalo.

A Valentina le encantan aún los peluches, también le gustan mucho los Legos y las cosas de pintar. Tiene mucho de mi suegra, será toda una artista.

¿Qué significa la Navidad para ti?

Es una época que me encanta. Me recuerda a la infancia y, cómo católica, tiene un sentido muy especial para mi.

¿Cuál es el plato que no puede falta en tu cena de Noche Buena?

Diría que los tamales, que son muy hondureños. Pero en realidad hemos comido cosas muy diferentes en función del país donde estábamos viviendo. Siempre me adapto y disfruto de todo. AMO comer!

En una casa de mezclas culturales, ¿Cómo se logra el balance y qué es lo más interesante de esta fusión Española y Hondureña?

Nos resulta fácil. Muchas tradiciones son compartidas y nos gustan las mismas cosas. Tanto mi marido como yo somos bastante sencillos. Si estamos los tres juntos, estamos contentos, no necesitamos gran cosa.

¿Cuál es tu más grande sueño?

Ya he cumplido muchos, me considero muy afortunada.

La mejor lección de este año:

Mi familia es lo primero.

¿Qué sigue para Atenas?

Hacer más colaboraciones con diseñadores latinoamericanos. Ya tengo varios proyectos en marcha!

Natalia Nachon
Coordinadora Editorial de Ritmo Social, Editora de Ritmo Platinum y Columnista de moda y lujo en #PSITSFANCY.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Rosalía y Bad Bunny en el playlist de Barack...

El ex presidente de los Estados Unidos, ha sorprendido con la elección de su playlist de verano. "Break my...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -