InicioEntrevistasPor DentroRaúl Morilla: Ganador de la Bienal de Artes Visuales del Centro León

Raúl Morilla: Ganador de la Bienal de Artes Visuales del Centro León

Fotos: Julio César Peña

Inició el 2023 con una importante participación en FITUR, ¿en qué consistió esta experiencia y que significó para usted?

Me contactaron porque querían una experiencia inmersiva, pero que representara a la República Dominicana de una manera diferente. Querían que tuviera el aspecto cultural de lo que somos los dominicanos realmente, y que prevaleciera, que no solamente fuera esa idea que conocemos de playa y sol, sino otras partes, otros valores que tiene dominicana que no se ven fuera. Entonces empezamos una investigación para nosotros poder seleccionar los aspectos que tiene la dominicanidad; en la inmersiva, por ejemplo, nosotros nos enfocamos mucho desde la fachada del Palacio Neptuno, cerca del centro de Madrid, donde se hizo la exposición; entonces todos estos aspectos del dominicano, la simpatía, la personalidad, hablando de la importancia que tiene el café, el cacao, nuestras costumbres, el deporte; representando mucho la fanaticada que tenemos con el béisbol.

Lleva su arte a una plataforma internacional del alcance de FITUR, representando la cultura dominicana y lo que es la dominicanidad, ¿cómo fue esta experiencia desde el punto de vista personal?

Personalmente fue sumamente importante. Primero en el sentido de poder hablar de tu país, desde la expresión tuya, que es el video-arte, porque por eso me contrataron, porque querían algo que no fuera documental, sino más que el aspecto artístico estuviera incluido en los videos; entonces, tu poder sacar la esencia, deducir cómo tu logras presentar tu país en 22 minutos, porque la inmersiva no puede pasar de 30 minutos, nosotros terminamos en 22. Entonces cómo tú puedes decirle a un extranjero lo qué tú ves. Y la satisfacción de que tu sientes cuando ves gente de fuera admirando, no solamente el mensaje que quieres llevar, sino como quieres representar tu país.

¿Cómo se diferencia esta exposición de otras que ha hecho en el pasado dentro y fuera del país?

La diferencia básica es el lienzo físico. Porque es un salón que está adaptado para la inmersiva, que ya está preconcebido para todo lo que es la inmersiva, en los otros casos de las instalaciones, el lienzo o la plataforma, con video, hay que realizarla, perfeccionarla junto con la obra. En este caso no, en este caso estaba todo hecho y, claro está, era un espacio mucho más grande, a diferencia de lo que uno ha hecho en otras instalaciones, o sea, era un espacio mucho más ambicioso, con paredes grandes. Fue una experiencia diferente, que no estoy acostumbrado a hacer.

Usted le devolvió el brillo y esplendor al Hotel Mercedes, ¿cuál fue su inspiración para esta exposición?

Con esta obra originalmente no le caí atrás al Hotel Mercedes, yo lo que me preguntaba es ¿qué espacio de Santiago puede ayudarme a activar la memoria del colectivo de la sociedad santiaguera? Entonces, durante la investigación, el espacio más idóneo fue el Hotel Mercedes, porque fue donde pasó todo en Santiago durante tres décadas. Era como el punto de referencia, el punto de encuentro para todo, y cuando fui investigando me sorprendí de todas las cosas de las que ese hotel fue testigo. Fue allí donde se creó Las Águilas Cibaeñas, fue donde por primera vez se tocó (el merengue) Compadre Pedro Juan, fue donde se graduó Joaquín Balaguer; o sea que aparte de toda la leyenda urbana que encierra, es la edificación emblemática de la ciudad que te servía de activador de la memoria del santiaguero.

Con este proyecto llega a presentar sus obras al Centro León, ¿en qué consistió su exposición y que tan retadora fue?

La idea era poder lograr que el proyecto se ejecutara con un patrocinador, porque era costoso. No estaba detrás del premio ni nada de eso. Aparte, el reto más grande del Hotel Mercedes, fue conseguir el permiso, increíblemente. O sea, fue conseguir que la familia Álvarez me dieran la autorización para poder entrar e intervenir el hotel. Por eso, si tu ves que el concurso empieza en noviembre-diciembre y yo empiezo a activar en febrero, porque yo hasta el último momento no tenía el permiso; entonces tuve que contar con la ayuda de Omar Victoria y Orlando Menicucci, que son amigos de la familia, que vieron la importancia que tenía una obra de esa magnitud en la ciudad, pero después que la obra abrió ellos iban allá a disfrutar de lo que se hizo en el hotel.

Ha llevado su arte a muchas exposiciones dentro y fuera del país, ¿cuál ha sido su exposición más memorable?

Todas son memorables, pero para mí, la participación en el 2015 como invitado en la Bienal de La Habana, Cuba, fue para mí un proyecto muy interesante que siempre recuerdo con mucha satisfacción. Porque, primero, la Bienal ese año fue de arte público, era una pieza que estaba en el parque del Trillo, en Cayo Hueso, que es uno de los sitios de mayor movimiento en La Habana; entonces tu llegar y montar eso en un parque entero, tu integrar a la comunidad a ayudarte y que tu sientas cómo la comunidad se apropia de la pieza y siente que la pieza es de ellos, cómo la cuidaban, cómo traían vecinos de otras comunidades a que vieran la pieza y le explicaban. Esa integración de la pieza con un barrio entero, yo creo que es lo más satisfactorio.

¿Cómo le gustaría que su arte contribuya con la sociedad?

Tomando como ejemplo el proyecto de la Bienal de La Habana, no es que tú quisieras que la gente entendiera lo que tú haces o que fuera un impulso… sino que (con el arte) pueda aportar a sensibilizar, que sientas como algo que te humanice. Que puedas ver una pieza mía y te sientas humano; porque yo lo que creo es que el arte debe sensibilizar. No hay que buscarle el significado, ni qué quiere decir fulano, sino que esa pieza que está ahí te calen en los sentimientos, porque en la medida que va pasando eso, tú siendo más humano, eres menos dañino para la sociedad.

RAÚL MORILLA. Es un destacado arquitecto, instalacionista, escultor, dibujante y apasionado por las artes humanistas, oriundo de la ciudad de La Vega. Ha participado de una gran variedad de exposiciones dentro y fuera del país, con trabajos individuales y colectivos, donde se incluye la duodécima Bienal de La Habana, Cuba, en 2015; La Procesión va Por Dentro, Sede de la UNESCO, París, Francia, 2017; y entre sus más recientes obras, ‘Agonía de la Memoria’, en Santiago de los Caballeros, 2021.

Ebel Echavarría
Ebel Echavarría
Periodista formando en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Amante del arte, la cultura, el cine, la música y la literatura. Amo contar historias de personas que inspiran, personas con una visión y misión en la vida. Soy extrovertidamente introvertido.
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

William, príncipe de Wales, celebra su 42 cumpleaños en...

Este viernes 21 de junio se celebró el 42 cumpleaños del príncipe William de Wales, el heredero al trono...

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -