Inicio Ritmo Personal Ritmo Del Arte El arte sobre tacones: Manolo Blahnik

El arte sobre tacones: Manolo Blahnik

RITMO DEL ARTE.

El arte sobre tacones

Manolo Blahnik

texto Patricia Acosta fotos Fuente Externa
Confieso que soy de esas personas que después de saludarte, disimuladamente debe ver tus calzados. Adquirir un buen par de zapatos va más allá de la moda. Le debemos mucho al creador de los zapatos. Si te consideras una shoeaholics, esta exhibición te da la solución, un lugar donde los encontrarás en todas las formas, colores y para todos los gustos. Definitivamente los necesitamos diferentes y especiales para que nuestro caminar pueda ser más firme.

Los zapatos son alegría, dan una sensación de empoderamiento y de que puedes lograr todo lo que te propones. Muchas coincidimos en que caminar con ellos, verlos en vitrina y obviamente su elaboración, son un arte, justo lo que hace Manolo Blahnik. Su estilo distintivo, originalidad y calidad hacen que Blahnik sea uno de los diseñadores españoles más reconocidos mundialmente.
Sus diseños se caracterizan por los detalles, los colores, encajes finos, bordados elegantes y su técnica muy depurada. Conquistó a todas las amantes de los looks of the days y celebrites, a todas las que les apasiona la moda. Es un arte hecho a mano que cuenta con varias fases de fabricación. Manolo ha trabajado de la mano de famosos diseñadores, que lo califican como uno de los más famosos artistas creadores de zapatos contemporáneos.

El Museo Nacional de Artes Decorativas de Madrid, en colaboración con Vogue España, y el propio Manolo Blahnik, dedicaron un espacio para homenajear su vida y obras. El diseñador expuso los zapatos de sus más grandes colecciones y las más admiradas por sus fieles clientas: Sarah Jessica Parker, Rihanna, Kim Kardashian y Melania Trump.

La exposición explora el zapato más allá de la moda, entendido como un objeto con personalidad propia que trasciende la mera funcionalidad para acercarse, en muchas ocasiones, al arte. El Arte del Zapato es el nombre de la muestra y cuenta con alrededor de 212 zapatos y 80 dibujos.
Se divide en nueve áreas trabajadas por el artista, a lo largo de más de 45 años: Manolo y su taller, Arte y arquitectura, Botánica, Geografía, Marie-Antoinette, Bajo la Luna, Obsesiones, Gala y Vogue.

Blahnik utiliza una gran variedad de materiales que van desde el cachemir al algodón así como tejidos tan extraordinarios como el otomán, la más preciosa y rara de las sedas. Dos diseños le fascinan en particular: el estampado floral del clásico Marimekko Unikko, de 1964 a base de una gran amapola de trazo simple y los dibujos de cuadros, particularmente el tartán escocés.

Una de sus últimas obsesiones es el tweed de las Islas Hébridas. La pasión de Manolo Blahnik por las proporciones del pie proviene de sus estudios de las esculturas de los artistas griegos Fidias y Praxíteles. Sus referentes llegan hasta el siglo XX, identificándose sobre todo con las pinturas cubistas de Pablo Picasso.