InicioRitmo PersonalEspaciosAngama Safari Camp, estar entre el cielo y la tierra de África

Angama Safari Camp, estar entre el cielo y la tierra de África

texto Denisse Paradís fotos Fuente Externa

Hay lugares que nos hacen sentir fuera de este mundo o, en el caso de Angama Safari Camp, entre el cielo y la tierra. Este encantador safari lodge está ubicado en lo alto del suelo del Gran Valle del Rift, en África, una fractura geológica de unos 4,800 kilómetros. El mayor atractivo de este destino es su conexión con la reserva Masai Mara, en Kenia, considerada por muchos como la más hermosa del continente. 

Angama significa “suspendido en el aire” en swahili, una frase que resume perfectamente lo que es visitar este hotel. El campamento es una extensión del albergue hermano Angama Mara, creado por el deseo de Nicky Fitzgerald (su propietario) de ofrecer a los huéspedes la oportunidad de adentrarse más en la naturaleza, sin dejar atrás el lujo de las camas extra grandes y muebles de diseñador.

Angama Safari Camp

Este safari lodge está compuesto por un albergue con dos íntimos campamentos, quince suites con tiendas de campaña, aeródromo privado, acceso a Masai Mara, safaris personalizados y un trato impecable. El apoyo de guías expertos, las comodidades de un hotel de 5 estrellas y todas las medidas de seguridad imaginables son lo que garantizan que la estadía sea una aventura lo más glamorosa posible para sus huéspedes.

Las tiendas de campaña, que no se comparan en nada con las tradicionales, fueron diseñadas por el maestro fabricante de tiendas de campaña Jan Allan, de byDesign. 

Los impresionantes interiores son obra de Annemarie Meintjes. En ellos se puede encontrar una decoración que, a pesar de ser constantemente renovada, logra siempre sentirse atemporal. Escritorios de latón, pisos en madera y unas icónicas mecedoras rojas que te transportarán a los escenarios más maravillosos mientras disfrutas una taza de café. 

En Angama no solo se descubre la definición más completa de glamping, mientras que la palabra safari también vuelve a cobrar su sentido auténtico. Y es que estar en medio de la selva observando cebras, ñúes y otros animales es una experiencia que hasta tiene cierta fantasía en sí. De ahí que una de sus promesas sea que son mucho mejores en las bienvenidas que en las despedidas. Simplemente no te querrás ir. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Charléne recibe emocionada a Alberto de Mónaco y los...

Una imagen vale más que mil palabras, es al parecer el dicho al que se ha acogido Alberto de...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -