InicioEntrevistasAna Amelia Haché, conjuga la maternidad con su amor por los detalles

Ana Amelia Haché, conjuga la maternidad con su amor por los detalles

Foto Isabella Bonnelly

Madre es el ser en que Dios depositó el amor incondicional y toda la ternura existente en este mundo. Cada una puede ser descrita de diferentes maneras, pero todas tienen como denominador común el amor puro y sincero por sus hijos, capaz de entregarse completo sin esperar nada a cambio. En esta oportunidad, conversamos con Ana Amelia Haché, madre y empresaria, oriunda de la Ciudad Corazón, Santiago de los Caballeros, quien nos abre su corazón para hablarnos de su rol más importante: el de la maternidad. Ese mismo que conjuga con su actividad empresarial.

Las madres son la luz y la alegría de la casa, así lo es Ana Amelia en el hogar que ha forjado con su esposo Peter Knupper, con quien procreó tres hermosos retoños: Peter, Christopher y Sebastián. “Ellos son los que le dan sentido a mi vida. Son mi vida entera, por quienes entrego todo mi corazón y todas mis fuerzas cada día para enseñarlos a vivir. Creo que el legado que le dejamos a nuestros hijos lo construimos día a día con el ejemplo y los momentos en familia que le regalamos a cada uno de ellos”, afirma al rebuscar las palabras idóneas para definir lo que significan para ella.

01 1

En el rol de la maternidad ha tenido el privilegio de contar con grandes referentes. Afirma que su abuela materna le enseñó que el amor hacia sus hijos y nietos no tiene medida. Mientras su abuela paterna, a quien siempre admiró como mujer y esposa, pocas veces tenía un no en la boca, siempre estaba lista para lo que se le presentara. Y sobre su madre, Gipsy Dubocq de Haché, sostiene que le debe lo que es hoy y de quien se considera ser una fotocopia en todos los sentidos.

Detrás de esta gran dama: alegre, organizada, extrovertida y familiar, hay una historia de emprendimiento que surgió gracias a su marcada predilección por los detalles. Cuenta que desde pequeña veía cómo –desde sus abuelas hasta su madre– vestían hermosas mesas llenas de delicadezas. A partir de ello, al contraer matrimonio y tener su propia casa, pone de manifiesto este arte heredado que la llenaba de orgullo. Estudió Design and Merchandising en Drexel University en Filadelfia, Estados Unidos, y tras su regreso a su ciudad natal, trabajó durante varios años en la zona franca en el departamento de Desarrollo de Producto, pero luego de convertirse en madre creó, junto a su hermana, “Azalea”, un emprendimiento mediante cual ambas comparten su amor hacia los detalles.

image00003 1

 “Mi hermana Gipsy, luego de muchos años viviendo en Santo Domingo, viene a vivir a Santiago. Siempre hablábamos de que queríamos hacer algo juntas y que mejor que elegir algo que disfrutábamos. Es ahí que en enero 2019 nos fuimos a una feria con la ilusión de crear una tienda de detalles para la mesa y regalos personalizados. En unos meses nuestro sueño se hizo realidad y una mañana, con una lista no muy larga de nombres, “Azalea” fue el elegido”, manifestó.

No podíamos terminar sin preguntarle a esta abnegada madre y emprendedora su visión sobre la familia dominicana, siendo esta su respuesta: “Hablar de la familia dominicana creo es un concepto bastante amplio. Por razones que sabemos, muchas familias viven situaciones y momentos difíciles, pero creo también en el dominicano existe ese apego y amor por los suyos. Pienso que con la ayuda de los gobernantes, educando a mujeres y hombres en el ámbito familiar, mejorarían muchas cosas”.

Grisuleyda Guerrero
Grisuleyda Guerrero
Periodista, Locutora, Mercadóloga, Comunicación Estratégica y Relaciones Públicas. "Comunicar es mi pasión. Me encanta contar historias de seres humanos que construyen".
ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Met Gala 2024: el despertar de la moda en...

Como cada primer lunes de mayo, las escaleras del Metropolitan Museum of Art vieron desfilar a decenas de estrellas...

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -