Amy Astley

INTERNACIONAL.

Detrás de las páginas de Architectural Digest, una hojeada de interiorismo y paisajismo envolvente que se renueva.

texto Juana Cabrera fotos Fuente externa

Muchos desean la dicha de que sus mayores intereses puedan converger en un mismo quehacer, fortuna de la que ha disfrutado Amy Ashley durante los últimos años, al convertirse en la editora en jefe de Architectural Digest (AD), en 2016, donde ha encontrado diseño, cultura, estilo y entretenimiento.

Astley es conocida de larga data en el mundo editorial, al ser la fundadora de Teen Vogue, lanzada en enero de 2003. Ahora, en el mundo de la comodidad y la estética del hogar, da frescura a una revista estadounidense, de circulación mensual, fundada en 1920, cuyo tema principal es el diseño interior y paisajismo, en lugar de la arquitectura en general. 

Su llegada a este destino artístico se da cunado: Anna Wintour, ahora directora artística de Condé Nast, se le acercó con la oportunidad. Había conocido sobre la versatilidad de Astley, y ya habían tenido conversaciones acerca del amor compartido por los jardines y los hogares. Así que le preguntó si estaba interesada, y de eso han pasado cinco años en los que Astley ha ayudado a Architectural Digest a cambiar su imagen con reputación conservadora y rígida, atrayendo a lectores más jóvenes y nuevos, respetando a los devotos de siempre. 

Escribió un libro el año pasado, titulado “AD at 100: A Century of Style”, que celebra las mejores casas del siglo pasado.

¡Sumar, sumar!

Parte de lo que ha venido a aportar a este producto editorial es inclusividad y colorido, donde se muestran a más mujeres y elementos de mayor conexión con las distintas audiencias. Además, ha construido y fortalecido la presencia digital de la revista, con un aumento de su plataforma de YouTube a casi 4 millones de suscriptores, en adición al lanzamiento de marcas relacionadas AD Pro, que es un servicio de membresía orientada a la industria del diseño. También, Clever, mediante el que ofrecen consejos para diseñar un espacio reducido.

Asimismo, escribió un libro el año pasado, titulado AD at 100: A Century of Style, que celebra las mejores casas del siglo pasado.

Al hablar para The Cut, explicó que tiene días muy completos y programados, en los que se encuentra muy involucrada en la producción de varios asuntos en AD, como: toda la revista, muchos aspectos de los productos digitales, y de video, como Open Door, que ofrece una mirada en profundidad a las casas únicas de varias celebridades y figuras públicas, y AD Visits.

Enfoque y resultados

Durante la pandemia, tanto Astley como su personal se enfocaron en realizar historias profundas de investigación acerca de la manera en que el diseño marcaba la diferencia, además de entender cómo responder a preguntas relevantes y, como resultado, la revista sí pudo proporcionar soluciones a ciertos problemas reales. 

ARTÍCULOS RELACIONADOS
-Publicidad -

WHISPERS

Ben Affleck se sincera sobre su relación con JLo

'Nunca segunda partes fueron buenas', así reza la frase, pero, ¿Qué tanto tiene de cierto? Si le preguntáramos a...

INSTAGRAM

MÁS HISTORIAS

- Publicidad -