InicioEntrevistas-Portada-Alberto Cruz: “Podemos decidir tener una vida con arte o simplemente vivir”

Alberto Cruz: “Podemos decidir tener una vida con arte o simplemente vivir”

- Publicidad -

COLECCIONISTA APASIONADO

Un empresario con una alta sensibilidad humana que, gracias a su admiración por el arte, persigue la evolución constante hacia un mejor ser humano. Un visionario que busca generar impacto social desde la Fundación Excel, entidad que preside; y forma parte del Consejo Internacional de Mecenazgo del Museo Reina Sofía, en Madrid, y el Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires.

texto Ebel Echavarría fotos Robert Vásquez

Hombre de negocios, emprendedor y enamorado de su familia; empresario con una trayectoria en el mundo corporativo, fundador de varias empresas importantes en República Dominicana, Panamá y Estados Unidos. Un líder empresarial interesado por continuar contribuyendo al desarrollo del mercado de valores dominicano, y fiel creyente en la importancia de la educación y las artes para redireccionar el destino de una nación. Él es Alberto Cruz, un soñador innato y coleccionista que mezcla su amor por las finanzas con su pasión por las artes

Ritmo Social: Más de tres décadas de carrera profesional en el mundo de las finanzas, fundador de varias empresas; consejero y accionista de empresas aseguradoras y de inversiones. ¿Cómo se involucra Alberto Cruz en el mundo del arte? 

Alberto Cruz: Desde niño me adentré a cultivar mi admiración y sensibilidad por el arte, gracias a que mi padre siempre nos expuso a obras de arte. Desde mis primeros encuentros con las pinturas, me quedé cautivado con ellas y el arte se volvió parte de mi esencia y está presente en todos los aspectos en los que me desenvuelvo: mi carrera, mi familia, amigos y en el ámbito empresarial. 

PORTADA

“Y como decía Picasso: El arte limpia el alma del polvo de la vida cotidiana”.

RS: ¿Cómo utiliza esta plataforma para potenciar su impacto en las artes dominicanas?

AC: Tenemos el propósito de impulsar el avance de nuestra gente e impactar positivamente nuestro entorno, por lo que hemos venido trabajando en fomentar nuestra cultura como forma de lograrlo. Continuamente promovemos actividades que generan conversaciones que nos permitan seguir avanzando como sociedad y es esencial que nuestra cultura tenga un rol protagónico en ese proceso. Continuaremos apoyando a nuestros artistas, quienes tienen tanta importancia en ayudarnos a forjar un mejor país. A nuestros maestros contemporáneos los seguiremos estimulando a que continúen produciendo obras que nos eleven como sociedad y, con los maestros fallecidos, seguiremos promoviendo el estudio, preservación, documentación y difusión de sus obras de manera que, con su arte, logremos conectar con esa cultura tan especial que tiene nuestro país. 

RS: Como presidente del Consejo de Excel, ¿qué proyectos tiene la empresa para continuar apoyando el arte dominicano?

AC: En la actualidad, estamos trabajando en dos publicaciones que nos tienen muy emocionados y tenemos dos más en proyecto que planeamos iniciar en este 2023. Continuaremos impulsando la realización de exhibiciones, tenemos varias en carpeta, incluyendo una de un gran artista dominicano en el exterior. 

RVP 8942

“Desde mi primer trabajo comencé a comprar arte y lo he hecho consistentemente por más de 30 años”.

RS: ¿Hace sentido para los negocios de Excel invertir y apoyar el arte? 

AC: Fundamos Excel hace 20 años y hemos logrado nuestro objetivo de ser la firma independiente líder de banca de inversión. Reciprocar a nuestro país el apoyo que hemos recibido en nuestras iniciativas empresariales es nuestra motivación. En Excel somos una empresa agradecida de todas las bendiciones que hemos tenido y el arte y la educación son las áreas en las que enfocamos nuestros programas de responsabilidad social corporativa. Dicho esto, pienso que además del gran retorno emocional de estas acciones, es muy beneficioso para la empresa y su marca invertir en apoyar nuestra cultura. 

RS: Usted ha mostrado interés en las artes plásticas del país, participando en acuerdos colaborativos con el Museo de Arte Moderno y el Ministerio de Cultura. ¿Cuál es su visión sobre el mundo de las artes plásticas en República Dominicana? 

AC: Lamento que hay muy baja inversión en nuestra cultura, pero vemos con optimismo que empresas dominicanas se están sumando al Gobierno en promover proyectos y actividades artísticas. Me siento honrado de representar el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) como miembro del Consejo Nacional de Mecenazgo que recién comienza a funcionar tras la designación de su director ejecutivo y tenemos expectativas favorables con la implementación de la ley de mecenazgo. Creo que todos podemos contribuir de distintas formas, se trata de encontrar los temas en los que uno se sienta más cómodo contribuyendo; me siento bendecido por tener la suerte de poder colaborar. 

RVP 9003

RS: ¿Cree que se está haciendo suficiente para apoyar a los artistas nacionales? 

AC: No. En nuestro país no contamos con un ecosistema funcional que ponga junto el Estado con la academia, los artistas, las galerías, los coleccionistas, los críticos e historiadores de arte, los museos, ferias de arte y las fundaciones de mecenazgo, entre otras cosas. Tenemos gente buena y comprometida en cada una de esas disciplinas, pero la falta de desarrollo de una, afecta a la otra. La carencia de ese conjunto de instituciones y profesionales obliga a que nuestros artistas no puedan dedicarse por completo a su obra y que tengan que involucrarse en otras disciplinas. Sin embargo, estoy seguro de que eso está cambiando y de que a nuestro arte le esperan mucho mejores tiempos. 

RS: Desde su perspectiva, como amante de las artes plásticas, ¿qué signicado tiene para usted el arte?

AC: Yo tengo la certeza de que la vida pasa y el arte perdura. El arte ha sido cardinal en el desarrollo de la humanidad. El “Homo sapiens”, el ser humano que ha logrado sobrevivir como especie en nuestro mundo, ha sobrevivido en parte gracias a las expresiones artísticas que son la manifestación más clara de la humanidad. En sus inicios, usó el arte para documentar situaciones que observaba, para documentar el peligro, lo que le permitía protegerse, y para expresar distintos sentimientos; todas esas expresiones artísticas contienen rasgos individuales que nos permiten identificar o distinguir quién es su autor. 

RS: Activo coleccionista de arte, ¿cuándo y cómo inicia su colección? 

AC: Siendo un niño, me quedé cautivado con una obra que le regaló un artista a mi papá. Desde que llegó a la casa y la colgaron, me quedé fascinado y conectado con ella. La considero mi primera obra porque mi padre me la regaló unos años después cuando ya había realizado mis primeras adquisiciones. 

RS: ¿Qué llama su atención o le cautiva de una pieza de arte que usted pueda decir “debo tenerla”?

AC: Yo valoro mucho en una obra la autenticidad del artista y lo que trata de comunicar; lo genial es cuando un artista desarrolla su propio lenguaje y realiza obras con alta calidad. Pero lo que me lleva a decir “debo tenerla” es la conexión que genero con la obra, ese sentimiento que me provoca querer tenerla a la vista. 

RVP 9100

“Con entrega, dedicación y la actitud correcta, en el tiempo se es capaz de alcanzar cosas inimaginables. El arte que me gusta tener a mi alrededor representa esas creencias”.

RS: ¿Cuál es su pintor favorito y qué cualidades ve en su arte que lo convierte en su preferido?

AC: En la escena artística hay mucha gente que ha realizado obras y aportes importantísimos que no me permite ponerlos necesariamente uno sobre otro. Por ejemplo, a Picasso lo considero en el máximo nivel artístico, fue tan talentoso y además productivo, que transformó la escena de arte de sus tiempos y a futuro. Algo similar podría decir de Vincent Van Gogh, o también se podría argumentar de Lucio Fontana. Me gustan los artistas que han liderado el arte hacia nuevos estilos o corrientes de pensamiento. 

RS: ¿Qué etapa de la historia de las artes plásticas razona más con su gusto personal por el arte?

AC: He sido un enamorado del expresionismo abstracto. Particularmente me cautiva como el foco del arte cambió a raíz de la segunda guerra mundial y comenzó a trasladarse de París a Nueva York. La guerra cambió el arte que los mismos artistas hacían y me impresiona como ellos ayudaron con su arte a que el mundo cambiara y entrara en un largo periodo de prosperidad. Aprecio el buen arte en todas sus manifestaciones y períodos, sin embargo, mi interés principal está centrado en el arte contemporáneo y en esa conexión que mantengo con ese arte postguerra. 

RS: Usted forma parte del Consejo Internacional de Mecenazgo del Museo Reina Sofía de España, ¿cómo se integra al mismo y cuál ha sido su función como parte de él? 

AC: Inicié a coleccionar desde muy joven y contando con muy pocos recursos. Mi pasión por el arte me hizo avanzar como persona. Hace más de diez años he estado en evolución del coleccionismo a la filantropía. En ese camino he tenido la oportunidad de conocer gente extraordinaria que tiene intereses similares a los míos. 

Hoy tenemos nuestra Fundación Excel y soy parte de varias fundaciones, museos y organismos, donde se destaca internacionalmente el Consejo Internacional de Mecenazgo del Museo Reina Sofía y el ser director del Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires. 

Todos podemos contribuir de distintas formas y continuamente doy gracias por tener la bendición de poder hacerlo, particularmente en el área cultural y de la educación. 

RS: Es bien sabido que las artes influyen en las sociedades, en las personas; por ejemplo, la música, a través de los sonidos; la pintura, a través de los colores, las formas y las imágenes que apelan a los sentidos y emociones. ¿Cómo influye el arte que usted colecciona en su persona, en su manera de pensar, en sus emociones? 

AC: El arte que colecciono influye mucho en mí y en la forma en como veo la vida. Creo que no debemos limitar nuestros sueños, soy un optimista por naturaleza y un abanderado del trabajo duro. Mi vida es un testimonio de que, con entrega, dedicación y la actitud correcta, en el tiempo se es capaz de alcanzar cosas inimaginables. El arte que me gusta tener a mi alrededor representa esas creencias. Dicho esto, no debe sorprender mi pasión por el arte surrealista, el arte del universo del sueño; por los artistas constructivistas y geométricos que me estimulan a ese pensamiento creativo y el del arte contemporáneo que me conecta con cosas habituales y refuerza mi mirada optimista del futuro. 

RVP 9115

RS: ¿Qué artistas plásticos dominicanos forman parte de su colección?

AC: La colección de artistas dominicanos tiene representación de casi todos los más importantes maestros de las distintas épocas. La colección dominicana está dividida en tres capítulos:  

Los artistas históricos dominicanos, que hoy no están, donde sobresalen en la colección: Jaime Colson, Iván Tovar, Domingo Liz, Paul Giudicelli, Eligio Pichardo, Ramón Oviedo, Luis Martínez Richiez, Gaspar Mario Cruz, Ada Balcácer y Guillo Pérez.

Los inmigrantes que por su gran importancia en nuestro arte los considero parte de la colección de arte dominicano.  Aquí sobresalen por su representación en la colección obras de Eugenio Fernandez Granell, Angel Botello, George Hausdorf, Josep Gausachs, José Vela Zanetti y Prats Ventos.

Los contemporáneos, colección que está en continuo crecimiento y donde sobresalen por cantidad de obras en la colección: Jorge Pineda, Quisqueya Henríquez y Fernando Varela.

RS: ¿Ha practicado usted el arte de la pintura?

AC: Dios me dio un altísimo nivel de sensibilidad artística y curiosidad que me motiva a investigar sobre la obra de los artistas. Sin embargo, en capacidad creativa me dio casi ninguna. Soy creativo y conceptualizo mucho, pero me cuesta llevarlo a una obra. 

RVP 9176

CONFESIONES INTIMAS

Un lugar que le traiga paz: Mi casa

Una memoria de la infancia: La dulzura de mi madre y la belleza de mi natal Cabrera.

Algo que podría comer todos los días: Dulce de Cajuil

Un apodo que nadie conoce: Zurdito

Lo que nadie se imagina sobre usted: El tiempo y esfuerzo que siempre he dedicado a trabajar y estudiar.

Período favorito de la historia del arte: La postguerra

¿Qué le diría a su yo de 16 años? “Estas viviendo tu mejor tiempo. Disfruta del entorno y de las pequeñas cosas, es algo que he aprendido a equilibrar para construir el futuro”.

-Publicidad -
Ebel Echavarría
Ebel Echavarría
Periodista formando en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Amante del arte, la cultura, el cine, la música y la literatura. Amo contar historias y conocer personas con una visión y misión en la vida. Soy extrovertidamente introvertido.
ARTÍCULOS RELACIONADOS