Inicio Entrevistas Internacional Laura Gómez: “En unas cuantas semanas comenzamos a rodar la sexta temporada...

Laura Gómez: “En unas cuantas semanas comenzamos a rodar la sexta temporada de Orange Is the New Black, que me tendrá bastante ocupadita por unos cuantos meses”.

INTERNACIONAL.

Enfocada.

Laura Gómez

 

entrevista: Ricardo Pichardo
Laura sabe lo que quiere y va tras ello. Desde pequeña, latía su corazón por la actuación. Se preparó y siguió fielmente su intuición, y hoy puede ver el resultado de su enfoque. Tiene una destacada participación en la serie de televisión Orange Is the New Black, acaba de estrenar una película dominicana y la carpeta sigue llena de proyectos y sueños por materializar…

¿A qué edad supo que quería dedicar su vida al arte, especialmente a la actuación?
Mi primer contacto con la actuación fue a los nueve años de edad, cuando comencé a tomar clases de teatro en la escuela. Fue también a esa edad que participé en mi primera obra escolar y que comencé a escribir cuentitos que teníamos que dramatizar en clases. Es extraño decir que, desde entonces, sabía que quería ser actriz, pero tengo la certeza de que así fue.
¿Cuál ha sido su preparación profesional para llegar donde está? 
Pues la idea de ser actriz nunca se me salió de la cabeza y según fui creciendo, el deseo se hizo más intenso; así que, durante mi adolescencia, en Santo Domingo tomé numerosos talleres de actuación con actores nuestros como Elvira Taveras, Manuel Chapuseaux , Nives Santana y Carlos Castro, y luego, en la universidad, fui miembro del grupo de teatro de Apec dirigido por Germana Quintana y Lidia Ariza. A los 17 años tuve mi debut profesional en una obra de Arturo Rodríguez, dirigida por Enrique Chao en el Teatro Nacional. Al terminar la carrera de Publicidad, a los 21 años, en Santo Domingo, partí a Nueva York a entrenar profesionalmente como actriz y expandir mi horizonte. Allí entrené bajo el método de Sandfor Meisner y, poco a poco, comencé haciendo teatro y algún que otro cortometraje hasta que años más tarde llegó la oportunidad que me abriría puertas con mi rol de Blanca Flores en Orange Is the New Black.
¿Qué lecciones de vida le ha enseñado el camino hacia el lugar donde se encuentra hoy?
La verdad, nunca supe exactamente cómo lo lograría, pero sabía que quería dedicarme de por vida a la actuación, así que creo que mi mayor lección de vida ha sido que ciertas cosas toman tiempo, determinación y esfuerzo, y en el caso de esta industria, también un toque de suerte. He aprendido que cada quien tiene un camino diferente que lo lleva a su destino, pero en la vida todo conlleva un proceso que es imposible evitar.

“He estado escribiendo un guión por encargo y una obra de teatro. A mediano y largo plazo también tengo planes de seguir explorando trabajo actoral en República Dominicana y existe la posibilidad de producir algunos proyectos con un buen amigo cineasta”.

Usted tiene una participación especial en la popular serie de televisión Orange is the New Black, ¿qué significa para usted haber obtenido este papel? 
Orange Is the New Black sin duda ha tenido un gran rol en mi vida profesional. Es un show que ha traído a la mesa muchos temas de conversación, no solo sobre reforma carcelaria –que es el tema primordial de la serie– sino que en su momento resultó algo sorprendente que un show creado por una mujer, en una prisión de mujeres, con un elenco mayormente femenino y que en un principio era prácticamente desconocido, tuviera un éxito tan rotundo a nivel mundial y con una audiencia tan amplia, lo que demuestra que hay una audiencia ávida de talento y buenas historias. Me siento muy privilegiada de formar parte de este elenco tan especial y de tener la oportunidad de trabajar con material tan profundo, relevante y divertido a la vez.
¿Cuál es su papel en la recién estrenada película sambá y qué significa para usted trabajar en esta producción dominicana?
En Sambá interpreto el personaje de Luna Torres, una mujer fuerte e independiente, que dirige un gimnasio de boxeo. Es un personaje que evolucionó mucho durante ensayos y rodaje y que también me ha dado la oportunidad de explorar un rol femenino que en cierto modo rompe estereotipos. El mero hecho de interpretar a esta mujer tan empoderada, que además lleva las riendas del lugar en un mundo de hombres, fue un enorme placer para mí como actriz. Sambá es, además, la primera película dominicana que hago desde que partí al extranjero hace 17 años, y regresar a hacer cine aquí, sobre todo tras esta reciente ola de buenas producciones, es algo que me hacía mucha ilusión. Era solo cuestión de tener paciencia y esperar por el proyecto adecuado, y esta película, que tiene la profundidad y la calidad estética que predomina en el cine de Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas y que posee el corazón de la pareja de esposos que la produjo, Carolina Encarnación y el también guionista Ettore D’Alessandro, ha sido el vehículo perfecto.
La película tuvo su estreno en el Festival de Tribeca. ¿Qué significa esto para una película? 
Tribeca sigue siendo uno de los festivales de mayor renombre en Estados Unidos, que además toma lugar en Nueva York, donde la audiencia tiene un gusto exigente y donde residimos tantos dominicanos. Creo que fue el festival adecuado para una película con un tema de redención a través del deporte y el punto de partida perfecto para Sambá, que tuvo una excelente acogida durante el festival.

“En unas cuantas semanas comenzamos a rodar la sexta temporada de Orange Is the New Black, que me tendrá bastante ocupadita por unos cuantos meses”.