Inicio Entrevistas Internacional Lalo Antón: «Un vino debe tener elegancia, invitarte a beber… Que al...

Lalo Antón: «Un vino debe tener elegancia, invitarte a beber… Que al probarlo te diga muchas cosas»

INTERNACIONAL.

svs9837

Lalo Antón proviene de una familia de productores de vinos. Una vez conoció el arte de hacer esta bebida, lo convirtió en parte importante de su vida.
texto María Santana fotos Silverio Vidal locación La Enoteca

Lalo Antón es el CEO de Artevinos, una empresa familiar productora y distribuidora de vinos. Actualmente viaja por diferentes países en los que están introduciendo sus productos. Tiene muy claro cuáles son los propósitos que persigue desde su compañía y está trabajando para lograrlos.

¿Cuándo inicia su pasión por la enología?
Bueno, vengo de una empresa familiar en la cual mi abuelo tenía viñas en la zona de La Rioja y hacía vinos y luego mi padre, con 37 años, inició el proyecto que se llama Izadi en esa misma zona. Yo nunca pensé que me iba a dedicar al mundo del vino, por lo estudié algo muy diferente que es Economía, pero paralelamente en la universidad puse una escuela de cata donde le daba clases a mis alumnos y profesores de cómo catar un vino y, cuando terminé mis estudios universitarios, me di cuenta que era esto a lo que quería dedicarme. Me fui a California a prepararme; después de un tiempo por allá, regresé a mis orígenes junto a mi padre en el proyecto Izadi, a continuar el camino con él.

_svs9823

¿Cómo surge Artevinos?
En 1987 mi padre desarrolló el primer proyecto conocido como Izadi; se desarrolló muy bien, de la mano con la alta gastronomía porque siempre hemos tenido restaurantes y chefs con estrellas Michelin que nos ayudaron a desarrollar nuestra propuesta de vinos. Después del crecimiento de este, decidimos, en vez de ampliar la empresa madre, apostar por otras denominaciones dentro de España. Al primer lugar que fuimos fue a la Ribera del Duero a desarrollar el plan de Finca Villacreces. Ese fue el primero en el año 2003. Luego, en el año 2005, nos fuimos a la zona del Toro; allí nació la bodega Vetus, más tarde a la zona de Rueda y, al final, volvimos a nuestros orígenes, montando una segunda bodega en la Rioja que se llama Orben. A partir del 2003 ya teníamos más de un proyecto y pasamos a llamarnos Artevinos, el nombre del grupo familiar.
Actualmente, ¿con cuáles vinos están trabajando? ¿Cuáles producen?
En la República Dominicana estamos trabajando con varios de nuestros vinos desdes hace dos años; se están introduciendo en restaurantes y tiendas. Trabajamos con la empresa Vinos S.A. En La Rioja tenemos el Izadi y el Reservas, hacemos el Pruno, que es un vino muy conocido en España por su concepto fresco y divertido. Tenemos variedad de tintos.

“UN VINO DEBE TENER ELEGANCIA, INVITARTE A BEBER… QUE AL PROBARLO TE DIGA MUCHAS COSAS”.

En su vasta experiencia con los vinos, ¿Cuáles son esas características que más le gustan de esta bebida? ¿Qué le hace enamorarse de ella?
Me enamoro de un vino dependiendo del momento. Tiene que ser uno que invite a beber, que cuando pruebes una copa quieras otra. Esto está muy relacionado con la elegancia. Me gusta que tengan mucho que decir, que a medida que lo pruebas vaya cambiando, te diga cosas diferentes. Es importante que cuando lo destapes no se quede estático. Me gusta que sean elegantes, finos y que evolucionen.
¿Cuál considera que es la clave para ser un buen enólogo, Para hacer que a la gente le guste lo usted hace?
Al final yo creo que el arte de hacer vino depende mucho de la zona donde esté el viñedo: el 50 % es la uva, el sol, el terreno, la edad del viñedo es clave. Como cualquier artista que tiene que diseñar un cuadro, tener un estilo propio es muy importante.

svs9861