Inicio Entrevistas -Portada- Ani Luciano de Cordero, Anabella y Jimena Cordero

Ani Luciano de Cordero, Anabella y Jimena Cordero

0
Ani Luciano de Cordero, Anabella y Jimena Cordero

EN PORTADA.

Visionarias.

Ani Luciano de Cordero, Anabella y Jimena Cordero

Un legado familiar que nació “Entre Costuras”

Los rayos extraordinarios del sol previo al arribo del huracán María acariciaban nuestra piel mientras nos dirigíamos a aquella habitación del Hodelpa Nicolás de Ovando, en la mágica Ciudad Colonial, donde tres grandes mujeres -madre e hijas- y un armario de blusas blancas, nos invitaban a algo más que un simple encuentro fotográfico.
Entrevista: Natalia Nachón/ fotos: Luis Vidal / Dirección de Arte: Marcos Nova / Estilismo: Joselo Franjúl / Vestuario: Ana Entre Costuras y Ana + Maria/ Maquillaje: Andrews Saldaña / Peinado: Elvira Sepúlveda / Locaciones: Hodelpa Nicolás de Ovando y Desireé Cepeda Artesanía Interiorismo.
“Entre Costuras”, así inició la historia de Ana, o Ani -como le han llamado sus clientas desde siempre- rodeada desde pequeña de telas y diseños, jamás sintió la curiosidad por “descubrir” a lo que terminaría dedicándose en la vida, lo tenía muy claro: el diseño de modas.
Su madre y sus tias, las Ureña, todas cosían. Creció en una tienda/taller familiar en Santiago, aprendiendo desde muy temprana edad a leer a las personas y a descubrir así sus gustos, es una experta en ello. “Se necesita mucho de psicología para ejercer esta carrera”, comentaba mientras disfrutaba de una copa de vino blanco y le daban los toques finales de estilismo. Y es que para esta exquisita diseñadora, si existe algo que le apasione tanto como la moda, es la gastronomía, las copas ocasionales y los momentos en familia.

“Ana + María, más que un espacio creativo es el punto de convergencia que necesitábamos como familia”.

Con Sully Bonelly ha vivido momentos clave de su carrera, de hecho fue la idea detonante de iniciar el proyecto paralelo de las famosas blusas blancas. “Un día tenía una blusa blanca puesta, y Sully me dijo: ‘oye pero y ustedes por qué no se ponen a hacer blusas, porque la blusa es una pieza sumamente importante para la mujer y eso nunca está de más en un closet”; recordó, dejando escapar una sonrisa.
Fue así como se dio a la romántica aventura de reinventar la pieza por excelencia de las damas clásicas. Esto lo hizo con una gran amiga, su socia María Virginia. Ana + María es el nombre con el que bautizaron este proyecto, donde Ani era la mente creativa y María Virginia la administrativa. El lanzamiento fue en Il Pratto, en Santo Domingo; en 2007 y recuerda que fueron 15 blusas que llevó como samples (muestras) y que terminaron vendiéndose en su totalidad el mismo día.
“lo pensaron como un legado para nosotras. Consideraron llamarle Ana Jimena en primera instancia, pero Ana María sonaba mejor”, agregó Anabella entre risas.
Lo cierto es que más que un legado, esta firma, Ana + María, se ha convertido en la más fiel continuidad de sus pilares; pues hoy Anabella, arquitecto de profesión y la mayor de sus hijas; es quien se encarga de los diseños, y Jimena, Ingeniera Industrial; es quien vigila la logística y se responsabiliza del resto.
Tras su llegada de Madrid y culminadas las maestrías, ambas jóvenes están más que listas para emprender pasos en una misma dirección, igual de firmes que los de su madre en el universo de la moda, pero con distintos zapatos; manteniendo los valores que tanto les caracterizan pero también dando apertura a los giros inesperados, esos que desde ya colocan a esta firma de blusas blancas bajo los proyectores de lo emocionante y prometedor.
RITMO SOCIAL: ¿Qué tipo de relación mantienen las Luciano Cordero con la blusa blanca?
ANI CORDERO: Es esa pieza que se repite tanto en mi armario, junto con el clásico pantalón y falda negra. 
ANABELLA CORDERO: Es mi “ready to go”. Siempre la llevo, no necesariamente en blanco pero sí en colores suaves, clásicos. Lo de abajo, no es tan relevante, la puedo combinar con lo que sea. 
JIMENA CORDERO: Podría decir que mi closet está conformado por ellas. Soy muy tradicional al vestir, con una buena blusa blanca nunca habrás elegido mal.
RITMO SOCIAL: ¿Por qué el blanco?
ANI CORDERO: Además de lo que significa el blanco como color, es decir la pureza; una pieza blanca lo significa todo para una mujer. Cuando la llevas puedes trabajarla con la parte de abajo, luces limpia, moderna, perfecta… hay muchas cosas que se involucran con una pieza blanca, es un aura distinto. Sin lugar a dudas, cuando alguien llega de blanco es obligatorio mirarle.
ANABELLA CORDERO: Además es paz, tranquilidad y por otro lado es un color versátil, te permite “jugar”, explorar, reinventar cuantas veces quieras. Sin embargo, con nuestra entrada a la marca, hemos implementado también algunas pinceladas, literal. Algunas blusas vienen pintadas a mano, es un trabajo que he venido haciendo, esas todavía no son tantas, requiere de mucho tiempo pero a la vez las hace más únicas. De hecho, elegí una de ellas para esta sesión.
JIMENA CORDERO: El blanco es muestra de serenidad y sencillez en la mujer, además de ser la clave para toda ocasión. Igual, hemos contemplado la posibilidad de quizás en un futuro implementar una gama de pasteles suaves, pero por el momento, lo nuestro es el blanco.
 RITMO SOCIAL: Además del color, ¿existe otro elemento que compartan todas las piezas de las colecciones de Ana + Maria?
JIMENA CORDERO: En el caso de las telas, los algodones, el piqué, organdí. Las arandelas, los encajes, las alforzas y eso de explorar con las formas, movimiento y texturas.
ANI CORDERO: A pesar de lo distinta que pueda ser una blusa de otra, en esencia, son lo mismo, comunican el mismo mensaje y responden a las mismas necesidades de toda mujer. No tienen edad, son imprescindibles, elegantes, atemporales y seguras. Y esto último, más que todo lo anterior, es el efecto que impacta de mayor manera en quien la lleva puesta.
RITMO SOCIAL: El relanzamiento de Ana + María, con Anabella y Jimena detrás, involucró 100 blusas blancas totalmente únicas…
ANABELLA CORDERO: Sí, fue un proceso increíble. Realmente Juan Manuel Polanco de Her Voice, se nos acercó y nos dijo que se había soñado con unas 50, 100 piezas para el relanzamiento y pues nos decidimos. Y es que nos pareció perfecto para transmitir y plasmar lo que nos mueve como marca, que es la versatilidad de la camisa blanca, demostrar que va más allá del cuello y abotonadura. Fue bastante interesante y muy agotador. Duramos 3 meses y medio en hacer esas 100 piezas, ahí tanto mami como yo diseñamos; la parte creativa es muy chula. Además de que se vendieron casi todas.
RITMO SOCIAL: Mientras ustedes velaban por lo creativo, ¿cuál era el rol de Jimena?
JIMENA CORDERO: Yo miro la parte funcional, la planificación del taller, la selección de en que material va cada pieza, por ejemplo en la colección de 100 piezas blancas fue un reto, pues ambas estábamos muy pendientes de que cada pieza fuera realmente única. Fue difícil hacerlas y que no se parecieran unas a otras.
RITMO SOCIAL: ¿Y el de Ani?
ANABELLA CORDERO: Mami es la directora creativa, nos involucramos ambas en el diseño, pero es ella quien da el visto bueno. Es como el pilar, nuestro norte. También elegimos juntas el nombre de las colecciones, hasta el momento han sido: 100 Piezas Blancas, le Blanc, 14 Special Pieces y primavera/verano 2017.
ANI CORDERO: Me gusta velar porque la colección esté perfecta, desde que se piensa hasta que está sobre tela. Eso se lo trate de inculcar a mis hijas desde pequeñas. Así que hasta que no estén seguras de que está como se plasmó en el diseño, no sale.

«La blusa blanca ha acompañado a la mujer a lo largo de la historia. Hoy, reinventamos esta pieza». 

RITMO SOCIAL: ¿Cuál diría que es el mayor punto de diferencia en la transición de diseñar para Ana Entre Costuras y Ana + María?
ANABELLA CORDERO: Yo puedo responder a eso por mami: las tallas. En Ana Entre Costuras se diseña a la medida, es más personalizado, para Ana + María es por talla y ese fue un proceso de transición un poco complicado, ha sido un reto traducir los números exactos a S, M, L. Además de que se trabaja por colección.
RITMO SOCIAL: ¿Juegan las redes sociales algún papel en esta nueva etapa?
JIMENA CORDERO: Cuando “tomamos las riendas” la marca no tenía presencia digital, así que se la creamos. Usamos mucho el marketing digital, sobre todo Instagram, a través de él hemos logrado impacto fuera. También tenemos la página web, que por el momento solo funciona como catálogo y espacio con información corporativa, pero estamos trabajando para involucrar lo e-commerce, es decir que nuestras clientas puedan comprar directamente desde la página, sin importar en qué lugar del mundo se encuentren, en todo momento. Queremos lanzarlo a final de año, cerca de la presentación de nuestra próxima colección.

RITMO SOCIAL: ¿Qué han perseguido con la inclusión de personalidades y blogueras como la imagen de “las blusas blancas”
ANABELLA CORDERO: Tanto Jimena como yo estábamos tratando de hacer una marca conceptual, no es belleza como belleza, de hecho nuestras fotos son crudas sin photoshop. Pero fuimos experimentando. En un principio estábamos negadas completamente a fungir como imagen nosotras mismas, porque llevamos mundos profesionales paralelos a esto, yo soy arquitecto y Jimena igual ejerce su carrera en otros escenarios. Hoy que ya hemos explorado, no nos molestaría hacerlo.

 

RITMO SOCIAL: Cuando se trata de piezas tan fuera de lo común, la demanda es alta, ¿Cómo mantienen ustedes la promesa de exclusividad en ese sentido?
ANABELLA CORDERO: No podemos decir que una no se va a parecer a otra porque siempre hay ese hilo que une a todas las piezas, especialmente cuando pertenecen a una misma colección; pero sí sacamos pocas de cada diseño, una por size, por lo general.
JIMENA CORDERO: De igual manera, eso no elimina las posibilidades de que si nos solicitan que hagamos restock de algún diseño particular, y hay el escenario apropiado, lo hagamos; pero sería un caso muy poco usual.

 

“Una blusa blanca es elegante, versátil y atemporal. No diseñamos para diferentes tipos de mujeres, nos interesa el mismo tipo de mujer en distintas generaciones”.

RITMO SOCIAL: ¿Consideran que el tema generacional ha alterado de alguna manera las características de la mujer a la que están hoy destinadas sus creaciones?
ANI CORDERO: Desde el día cero hemos diseñado para una mujer elegante, de valores, de peso, empoderada. Mujer clásica, de trabajo, todo esto es lo que somos, la mujer vanguardista que se empodera. Creo que más que diseñar para diferentes tipos de mujeres, nos interesa que ese mismo tipo de mujer en las distintas generaciones sea el que nos siga, porque es en ella que nos inspiramos. Son piezas contemporáneas pero también clásicas y atemporales.
ANABELLA CORDERO: Exacto, estamos tratando de romper eso de que es la blusa de la madre o de la hija. Es una blusa que se puede poner cualquier mujer independientemente de la edad. Es el mismo tipo de mujer, en todas las generaciones.
JIMENA CORDERO: Mami con “Ana Entre Costuras” ha cosido generación tras generación, es muy común ver a las abuelas con sus hijas y nietas esperando cada una su vestido.

 

RITMO SOCIAL: ¿Qué sienten que les ha regalado la marca a ustedes y que han traído ustedes a ella?
ANABELLA CORDERO: Hemos de una forma u otra abierto las posibilidades, posicionándola en espacios geográficos que trascienden nuestro propio país. Sin embargo, lo que la marca nos ha dado a nosotras es más valioso, la verdad es que ha sido bonito porque nos ha unido como hijas y madre. Ciertamente es el espacio de crecimiento más importante, aquí aprendemos de ella en su faceta profesional y a la vez ella nos permite enseñarle lo que sabemos nosotras.
JIMENA CORDERO: Siento que hemos digitalizado un poco a la marca. Y sí, inicialmente era mi hermana y su mundo arquitectura, yo en mi mundo industrial y mami en su mundo que ha sido este siempre, entonces Ana + María se ha convertido en ese punto de convergencia que tanto necesitábamos.
RITMO SOCIAL: Se acerca noviembre y con él la presentación de la nueva colección, ¿qué pueden adelantarnos?
ANABELLA CORDERO: La colección otoño/invierno 2017 está llena de contrastes y contraposiciones. Le hace tributo al «plicare»  (pliegue en latín) como principal herramienta de diseño y composición. Buscamos crear nuevas formas y tejidos mediante el estudio de las vertientes del pliegue. El nombre aún lo estamos discutiendo.
RITMO SOCIAL: Ahora que están Jimena y Anabella detrás, ¿han considerado sustituir Ana + Maria por el nombre de ustedes?
ANABELLA CORDERO: No, por el contrario, es nuestra manera de rendirle honor a mami y a nuestra tia, creadoras de todo esto.
RITMO SOCIAL: Ani, ¿Alguna vez se imaginó que sus hijas estarían siguiendo sus pasos?
ANI CORDERO: Yo tenía mis esperanzas.

CONFESIONES INTIMAS 

Ani Luciano de Cordero

Causa social con la que se siente identificada: Muchas, los niños con cáncer y envejecientes.
Un super poder que quisiera tener: Sanar
¿Cuáles emociones están siempre a flor de piel a la hora de diseñar? La pasión y entusiasmo.
¿Cuál ese constante en sus diseños? Elegancia y feminidad.
¿Cuál ha sido ese consejo o ejemplo de vida que atesora de sus padres? La bondad y el respeto para los demás.
Un momento que le haya cambiado la vida: La llegada de mis dos hijas.
Un día: Domingo
Una fragancia: ABSOLU- Hermes
Un libro: La Biblia
Alguien a quien sueñe vestir: Anna Wintour
Día o noche: Día
Café o té: Café
Un miedo: Perder mi fé
Un obstáculo: El tiempo
Lo innegociable: Mi autenticad y sinceridad.
No puede morir sin antes: Ver mi familia crecer.
Lo más valioso que ha aprendido del diseño de modas y lo que le ha enseñado usted a él: Crear y entender la necesidad de cada clienta.
¿Qué es lo mejor de ser la madre de Anabella y Jimena? Criar dos seres maravillosos, sensibles, nobles, humanas y con mucho sentido común.
¿Cuál es la filosofía de vida de los Cordero Luciano? El trabajo, el dar y la integridad.
¿Qué le diría a su yo de hace 20 años y su yo de ahora? Vivir la vida con coherencia.
Si su vida fuera una herramienta del diseño ¿cuál sería? La tela.
… ¿Y si fuera una canción? La Bilirrubina
La parte del proceso de creación de una colección que más disfruta:
Todo, desde el diseño, la selección y combinaciones de tejidos y la terminación.

 Anabella Cordero

¿Qué estabas pensando justo ahora? Lo que voy a cenar
¿Qué es lo que más le sorprende a la gente de ti? Mis ocurrencias.
Una palabra que nunca te definiría: Tímida.
Un miedo: Perderme en las cosas banales de la vida.
Un sueño: Recorrer el mundo.
Un color: Blanco.
¿Algún talento oculto? Me encanta dibujar retratos.
Si tuvieras que diseñar un edificio inspirado en ti, ¿Cómo sería? Seria un edificio con principios minimalistas, enraizado y sensible a su entorno urbano.
… ¿Y una blusa? Minimalista pero a la vez polivalente, me encantaría diseñar una blusa que sea tipo mutante, que pueda transformarse y ser la perfecta pieza para cualquier ocasión.
Género literario favorito: Me interesa mucho la filosofía.
¿Cuál es la rama del arte que nunca has explorado y por qué? La escultura porque no le he dedicado tiempo.
¿Qué es innegociable para ti? Mi familia y mi trabajo.
¿Qué es lo que más admiras de Jimena? Su dedicación, entrega, su paciencia…
¿Cómo es una mujer Ana + María? Una mujer moderna, fuerte, elegante, versátil y sofisticada.
¿Qué canción describiría mejor tu último año? Ahora mismo estoy obsesionada con el nuevo sencillo de Alex Ferreira: “Ven que te quiero ver”.
¿En qué te has inspirado para el diseño de cada colección de las blusas? Depende. En algunas colecciones me he inspirado en plasmar formas muy orgánicas y puras, en otras en la naturaleza.
¿Qué es lo mejor de ser la hija de Ani Cordero? Tener un ejemplo de mujer luchadora y entregada a su trabajo y familia, aparte de que siempre hay pendiente una ropa nueva por estrenar.
¿Qué es lo que te ha enseñado el diseño? Me ha enseñado a ver la vida de otro modo, a apreciarlo todo, a ser crítica.
¿Postre o salado? Salado.
¿Café o té? Café, específicamente Bella Aldea.
La parte del proceso de creación de una colección que más disfrutas: La conceptualización, es el momento en el que pones a volar tu creatividad. Para mí es la parte más crítica y enriquecedora de diseñar.

Jimena Cordero

 

¿Qué haces cuando suena la alarma? Dar mil y una vueltas en la cama mientras planifico mi día.
¿Cuál es el #hashtag que mejor te describiría? #Sencillez, #leal.
Lo innegociable para ti es: mi trabajo y el tiempo de compartir con mis seres queridos.
¿Qué es lo que más admiras de tu hermana?
Su espontaneidad y creatividad.
Lo mejor de ser la hija de Ani Cordero es: aparte de lo bueno que cocina, su apoyo incondicional como madre.
Dulce o salado: Dulce, soy adicta a los dulces.
Café o té: Café, no me gusta el té.
¿Heroína o Princesa? Heroína, disfruto ser una mujer que hace las cosas por si misma.
La parte del proceso de creación de una colección que más disfrutas: La planificación del taller y todo el proceso de confección hasta terminación de la prenda.
¿Pet peeve? La injusticia y dependencia.
¿Guilty Pleasure? Compartir con envejecientes y…una buena cerveza.
¿Cuál es la mayor diferencia entre la Jimena de cara al mundo y la Jimena de cara a casa? Diría que es la misma cara.
¿Qué significa Ana + María para ti? Significa orgullo el poder seguir el legado de mi madre. Por igual, Ana+Maria se ha convertido en un gran reto para mi donde cada día me levanto con nuevas ideas por emprender y metas por cumplir.
Si fueras alguna blusa de la colección, ¿Cuál serías? Camisa blanca en Organdí con cuello y perchera alforzada en Algodón; versátil y elegante.